La Guardia Civil pide colaboración para esclarecer el hallazgo de un bebé en la basura

CH. MÁRQUEZ CASARES.

La Guardia Civil ha pedido colaboración para esclarecer el hallazgo del cuerpo de un neonato el pasado 14 de julio, localizado en la planta de residuos urbanos del Complejo Medioambiental de la Costa del Sol, ubicada en el polígono industrial de Casares.

El Instituto Armado comunicó ayer en su cuenta de Twitter que se continúa investigando el hallazgo del cuerpo sin vida de un bebé, varón, de raza europea, en la planta de gestión de residuos, por lo que pide colaboración si se tiene alguna información de interés.

El 14 de julio sobre las 10.27 horas la Guardia Civil, que sigue al cargo de la investigación, recibió un aviso de un empleado de la planta de tratamiento que comunicó a la Benemérita el hallazgo del cadáver de un recién nacido.

Hasta el lugar se desplazaron el equipo de Policía Judicial de Estepona, que confirmó que se trataba de un recién nacido, admitiendo que era «difícil» determinar el lugar donde fue depositado.

Aún así se revisó la basura situada junto al cuerpo, como cartas, tickets de compra, bolsas de comercios o periódicos, para tratar de afinar con la procedencia de los restos y determinar el lugar de dónde procedían los residuos. Pero al hallarse el cuerpo en una sección avanzada, donde confluyen residuos de varios municipios, esta labor de localización no tuvo éxito. De un primer examen del cuerpo pudo determinarse que no presentaba daños externos, por lo que se barajó que pudo morir en el parto y que no tendría más de dos días.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos