El Gobierno andaluz venderá la antigua sede de Urbanismo y no la destinará a equipamiento

Antigua sede municipal de Urbanismo, situada en Ricardo Soriano. /Josele-Lanza
Antigua sede municipal de Urbanismo, situada en Ricardo Soriano. / Josele-Lanza

La Junta desoye una petición unánime del pleno del Ayuntamiento y comunica que enajenará el edificio, situado en la avenida Ricardo Soriano

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

La Junta de Andalucía no destinará el edificio de la antigua sede municipal de Urbanismo de la avenida Ricardo Soriano a subsanar la falta de equipamientos públicos de la administración autonómica en Marbella. El inmueble, propiedad de la Administración autonómica desde el año 2012, será puesto a la venta para conseguir liquidez.

Así lo ha comunicado la Consejería de Economía, Hacienda y Administración Pública mediante un escrito firmado por el director general de Patrimonio de la Junta de Andalucía, Antonio Cervera, al que ha tenido acceso este periódico.

La nota fue emitida en respuesta a un requerimiento municipal después de que el pleno del Ayuntamiento aprobara por unanimidad en marzo de este año solicitar al Gobierno andaluz que destinara el edificio a paliar la falta de equipamiento público en la ciudad y lo dedicara, preferentemente, a la creación de un nuevo centro de salud.

En el escrito, el director general de Patrimonio comunica que las características físicas, constructivas y urbanísticas del inmueble, que cuenta con dos locales comerciales de más de mil metros cuadrados y un sótano de 750 metros cuadrados, además de cinco plazas de garaje y de una amplia fachada sobre la avenida Ricardo Soriano, «conllevan su falta de adecuación para usos administrativos». Los locales fueron durante años la sede de la delegación municipal de Urbanismo y estuvieron incluso bajo administración de la propia Junta de Andalucía cuando el Gobierno andaluz asumió esas competencias tras retirárselas al Ayuntamiento.

Nuevo intento

En el escrito se indica que «con el objetivo de rentabilizar el patrimonio inmobiliario actualmente en desuso», la Junta entiende que conviene enajenarlo, proceso que dará comienzo próximamente.

No es la primera vez que la Junta intenta vender este inmueble después de que el Ayuntamiento, ante su falta de liquidez, se lo entregara como parte de pago de uno de los vencimientos de la deuda que la institución municipal mantiene con la Administración autonómica antes de que ésta fuera refinanciada. Ya en 2012, el Gobierno andaluz lo sacó a subasta, aunque no se presentaron compradores. Al fracasar esa posibilidad, se optó por la enajenación directa, es decir, venderlo ante la primera oferta que se presentara. No hubo interesados.

El edificio fue adquirido por el Ayuntamiento durante los primeros años de mandato de Jesús Gil en una operación que posteriormente se revelaría como fraudulenta. Posteriormente se convirtió en la sede de Planeamiento y en el cuartel general desde el que Roca controlaba el urbanismo en la ciudad. Con la disolución de la Corporación municipal, la llegada de la gestora y la retirada de las competencias urbanísticas por parte de la Junta, el delegado nombrado por el Gobierno andaluz tomó posesión de las oficinas.

Ya en 2011, y ante la delicada situación económica del Ayuntamiento, el gobierno municipal decidió entregar el inmueble a la Junta de Andalucía para cumplir con el calendario de pago de los vencimientos de los años 2010 y 2011 del anticipo reintegrable de 100 millones de euros que la Junta concedió a Marbella en 2006. El acuerdo alcanzado en aquel momento valoró el inmueble de 4,92 millones de euros.

La Junta intentó entonces enajenarlo y lo sacó a subasta, pero no se presentaron compradores. Ante esta situación y ante el desuso de un edificio situado en la principal avenida de la ciudad y en una zona escasa de equipamientos públicos el Ayuntamiento reclamó a la Junta que lo utilizara para paliar ese déficit. Propuso en ese sentido que se destinara a centro de salud o bien, según una propuesta anterior, como sede de la Escuela Oficial de Idiomas.

La Junta ha rechazado estas posibilidades e insiste en intentar venderlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos