La gestión del auditorio sale de nuevo a concurso al incumplirse el contrato

Exterior del Auditorio Felipe VI. /Ch. Márquez
Exterior del Auditorio Felipe VI. / Ch. Márquez

La actual concesionaria, Malvavisco Digital, se declara en concurso de acreedores y el Ayuntamiento le requiere las llaves de la instalación

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El teatro está vacío y seguirá así al menos hasta otoño. Los incumplimientos del contrato por parte de la concesionaria han provocado el cierre del Auditorio Felipe VI desde hace semanas y el hecho de que este espacio cultural haya quedado sin programación durante el verano. El Ayuntamiento de Estepona se ha incautado la garantía de la empresa concesionaria, que ascience a 52.000 euros, para responder de sus incumplimientos.

El concejal de Cultura, Blas Ruzafa, ha confirmado que la empresa Malvavisco Digital ha incurrido en «irregularidades e incumplimientos» con el Ayuntamiento por lo que se le ha requerido para que entregue las llaves del auditorio y se ha rescindido el contrato que tenía vigencia, inicialmente, hasta marzo de 2019.

Ruzafa ha señalado que el verano es el momento «más aconsejable» para rescindir el contrato «porque el auditorio no suele tener programación y hay más eventos culturales en la plaza de toros y en las calles de la ciudad. Elfuncionamiento habitual del auditorio no se ha visto alterado porque en agosto no ha habido programación».

El responsable de Cultura insiste en que hay unos proceidmientos marcados y establecidos para que la adjudicataria haga entrega de la instalación y aclara que el Ayuntamiento podrá hacer uso del auditorio para sus actividades. «Se les ha dado un plazo para que desalojen el auditorio voluntariamente y esperamos estar en posesión del mismo en breve», ha apuntado el edil que aclara que en estas fechas no hay previstos actos municipales o de cesión a asociaciones y colectivos para hacer uso del teatro.

Ruzafa recalca que ya se ha iniciado el proceso para la nueva licitació del concurso de gestión del auditorio y descarta que el Ayuntamiento autogestione la instalación. Desde al Ayuntamiento confían en que el auditorio retome su actividad en otoño.

Socios de la concesionaria han explicado que el auditorio ha funcionando con normalidad, pero se han quejado de que las condiciones de licitación eran «bastanta malas» desde el punto de vista económico «y no hemos podido afrontar ese compromiso», puntualizan. Anualmente la adjudicataria tenía que abonar 37.000 euros al Ayuntamiento, hacer frente al mantenimiento de las instalaciones, suministros, así como a un seguro por valor de seis millones de euros.

Los socios de Malvavisco confían aún en poder alcanzar un acuerdo con el Ayuntamiento para continuar con la gestión del auditorio, e incluso mantienen su programación en septiembre.

Trabajadores de la empresa, por su parte, han denunciado también por impago de nóminas y han explicado que hay una «larga lista» de proveedores y compañías de teatro a los que se les adeuda cantidades, así como a la empresa de sumimistros.

Desde que el Auditorio Felipe VI fuera inaugurado en marzo de 2015, dos empresas han gestionado este espacio cultural. Malvavisco asumió la tarea en marzo de 2017. Que en tan breve espacio de tiempo hayan pasado dos empresas por la gestión no es señal de que este espacio cultural no funcione en Estepona, según Blas Ruzafa. «El auditorio ha funcionado perfectamente, lo que ocurre es que aquí no ha habido tradición de gestión de un auditorio y evidentemente eso necesita su asentamiento y que una empresa se encuentre cómoda gestionando este espacio tan emblemático. Otra cosa son los incumplimientos a nivel de contrato y si hay alguna anomalía se rescinde ese contrato. Hay que dejar a salvo el funicionamiento del auditorio al margen de las visicitudes económicas de la empresa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos