La fétida belleza de la flor cadáver de Estepona

La fétida belleza de la flor cadáver de Estepona
Charo Márquez

Anuncian la floración de la 'Amorphophallus prainii', una orquídea única, que destaca por el mal olor que desprende, cuando ya se había marchitado

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Que la belleza es efímera quedó muy claro ayer. El gabinete de prensa del Ayuntamiento de Estepona envió una nota anunciando que el Parque Botánico-Orquidario había registrado la floración del primer ejemplar de 'Amorphophallus prainii', la llamada flor cadáver, una especie procedente del sudeste asiático de la familia de la flor más grande del mundo.

Esta especie es llamativa por su belleza y por el desagradable olor a carne podrida que utiliza para atraer a los insectos que se encargarán de polinizar la flor. Pero el anuncio llegó tarde porque la flor ya se había marchitado. Estuvo luciendo su fétida belleza durante cuatro días e incluso varios ejemplares se fueron relevando para mostrarse. Pero esta vez, la información fue más lenta que la belleza y ya no podrá contemplarse hasta el próximo año.

El director botánico del Orquidario, Manuel Lucas, lamentaba el retraso en la transmisión del mensaje. «Las plantas no esperan, la belleza es efímera, de ahí la relevancia y el valor botánico de estas floraciones», argumentaba. Este ejemplar pertenece a la familia de la flor más grande del mundo, que también floreció por primera vez en España el año pasado en este parque. La 'Amorphallus prainii' se encontraba en el Orquidario desde hace seis meses pero hasta hace unos días no se produjo la floración.

Se trataba de un acontecimiento importante en el mundo de la botánica ya que son ejemplares muy raros de encontrar en espacios abiertos al público. Pese a que ya se marchitó, el Orquidario sigue ofreciendo un espectáculo único con más de 3.000 orquídeas y cada semana hay algún nuevo ejemplar, desde pequeños, como la cabeza de un alfiler, hasta grandes, como la palma de una mano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos