El exjuez Urquía dice que no se sintió extorsionado por el marido de Ana Rosa

EFE MADRID.

El magistrado inhabilitado Francisco Javier de Urquía, presunta víctima de una extorsión dirigida por el excomisario José Villarejo por encargo del empresario Juan Muñoz, marido de la periodista Ana Rosa Quintana, dijo ayer al juez del 'caso Tándem' que no se sintió chantajeado ni seguido por ellos.

Urquía, que después de ser inhabilitado por aceptar sobornos ejerció como abogado en Marbella, declaró ayer ante el juez que investiga a Villarejo, Diego de Egea, junto a la otra persona supuestamente chantajeada por el excomisario en este asunto: un hombre apodado por este último como «Pintor» y que había sido asesor fiscal de los Muñoz.

«Pintor» fue cliente de Urquía en un conflicto monetario con los hermanos Muñoz, razón por la que acudieron a Villarejo para intentar que pagase una deuda.

Ayer, Urquía y «Pintor» han declarado por videoconferencia en calidad de perjudicados en la causa, donde figuran como acusación particular.

Según han explicado a Efe fuentes jurídicas, durante la declaración de Urquía se han visionado dos vídeos. Uno de ellos es de 2006 y en él se ve a Urquía en una fiesta privada.

El exmagistrado ha explicado al juez que lo grabó un ciudadano chileno que le intentó extorsionar, unos hechos que el exmagistrado puso en su momento en conocimiento de la Fiscalía.

Cuarto de baño

En el segundo vídeo, de fecha posterior, aparece solo en un cuarto de baño, de espaldas, hablando por teléfono y aparentemente esnifando cocaína.

Urquía ha reconocido al juez que él es quien figura en la grabación porque reconoce sus voz, ya que estaba hablando con una procuradora con la que solía tratar.

Villarejo iba a usar supuestamente ese vídeo para extorsionar al magistrado inhabilitado, tal y como se desprende de las grabaciones contenidas en la causa, en las que el marido de Ana Rosa Quintana y el excomisario lo visionan y comentan juntos.

Sin embargo, hoy Urquía ha dicho que nunca se sintió extorsionado por los hermanos Muñoz, ni tampoco percibió que le espiaran, y ha explicado que finalmente llegó a un acuerdo con ellos para pagar la deuda.

Juan Muñoz, junto con su hermano y dos abogados, fue detenido el pasado 31 de julio por orden del juez De Egea, que dejó luego en libertad a ambos y abrió una pieza separada del 'caso Tandem' para investigar el supuesto chantaje al exmagistrado y su cliente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos