Estepona vota contra la alta abstención de 2015

El canddiato del PP, José María García Urbano, vota junto a su mujer /Charo Márquez
El canddiato del PP, José María García Urbano, vota junto a su mujer / Charo Márquez

La jornada ha transcurrido sin ninguna excedencia destacada

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZEstepona

Los siete candidatos a al Alcaldía de Estepona han trabajado esta campaña electoral contra la abstención registrada en los comicios municipales de 2015 que superó el 44 por ciento. Los electores esteponeros pueden elegir en estas municipales entre siete opciones, en la que se que se estrena Ciudadanos.

El candidato del PP y todavía alcalde, José María García Urbano, votó en el Cancelada junto a su mujer, con la que recorrió todos los colegios electorales para interesarse cómo marchaba la jornada. «Es el día en el que todos los esteponeros tenemos la oportunidad de demostrar que estamos orgullosos de la ciudad que hemos construido entre todos; un lugar con una excelente calidad de vida, atractivo para vivir, que atrae a los turistas y a los inversores», ha comentado.

Emma Molina, candidata del PSOE, ejerció su derecho a voto en el colegio electoral instalado en el Palacio de Congresos junto a un nutrido grupo de afiliados. Molina aprovechó para hacer un llamamiento a electores «para que disfruten de esta fiesta de la democracia».

Valetín Berrocal, cabeza de lista de IU, fue el más madrugador en emitir su voto. El candidato animó a la ciudadanía a superar la participación de 2015 «y que el resultado de las urna muestre la opinión de una amplia mayoría», comentó.

Llamamiento en redes

Asimismo, el candidato del PP a la Alcaldía de Estepona y todavía regidor, José María García Urbano, ha hecho un llamamiento en sus redes sociales pidiendo a todos sus contactos que vayan a votar ante la baja participación en la ciudad. En el primer avance de participación de las 14.00 horas sólo habían votado un 29,57 por ciento del electorado aunque se había producido un mínimo ascenso respecto al mismo avance del año 2015 cuando la participación fue de tan sólo el 28,99 por ciento, lo que significa un 0,58 por ciento más.

Lo cierto es que los siete candidatos que concurren a las elecciones en Estepona se enfrentan, ante todo, a la abstención, que en las pasadas municipales de 2015 fue superior al 44 por ciento.