Cae en Estepona un grupo de seis narcotraficantes con 275 kilos de cocaína oculta en bananas

La operación se desarrolló en un polígono industrial de la localidad malagueña

SUR

Agentes de Policía Nacional, en una operación conjunta con funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, han desarticulado un grupo criminal que importaba cocaína procedente de Centroamérica oculta en bananas. Los investigadores localizaron, en un contenedor procedente de Costa Rica, 275 kilos de cocaína distribuidos en paquetes ocultos en cajas de bananas. Hay seis detenidos en Estepona, a los que se les imputa un delito de tráfico de drogas, que han ingresado en prisión por orden judicial.

La investigación se inició cuando los investigadores tuvieron conocimiento de que un contenedor, procedente de Costa Rica con destino al Puerto de Algeciras, era sospechoso de transportar cocaína oculta entre bananas. Esto llevó a los investigadores a establecer un dispositivo en torno al contenedor para conocer sus movimientos. Comprobaron que el camión salió de las instalaciones portuarias para permanecer en una zona habilitada como parking para camiones de la misma ciudad. Al día siguiente, el mencionado camión inició un nuevo viaje una nave de un polígono industrial de Estepona.

Una vez en la localidad malagueña, los agentes constataron que había varias personas esperándolo, abriendo la puerta y facilitaron la entrada del camión a la nave. Cuando los policías accedieron a la misma y redujeron a las personas que se encontraban en su interior, interceptando a dos de ellas en la vía pública tras intentar darse a la fuga.

Revisada la mercancía del contenedor, descubrieron 250 paquetes rectangulares, de aproximadamente un kilo cada uno, ocultos en algunas de las cajas de bananas. Los paquetes contenían una sustancia blanca en su interior a la que se aplicó el reactivo correspondiente, arrojando un resultado positivo en cocaína y un peso bruto total de 275 kilos. Además, en la cabina del camión que transportaba el contenedor en el que se encontró la cocaína, los agentes localizaron un potente inhibidor de frecuencias usado, generalmente, para inutilizar los dispositivos de localización GPS y similares.

La investigación se ha saldado con la detención de seis personas que han ingresado en prisión. Asimismo, se han intervenido 275 kilos de cocaína, 1.295 euros en efectivo, 770 dólares americanos en efectivo, dos furgonetas, un inhibidor multifrecuencia, ocho teléfonos móviles y numeroso material que podría haberse utilizado para la distribución y transporte de la sustancia estupefaciente.