El establecimiento de playa incendiado en Marbella contaba con vigilancia

Un bombero trabaja en la extinción el pasado lunes./Josele-Lanza -
Un bombero trabaja en la extinción el pasado lunes. / Josele-Lanza -

El chiringuito Casa Padre, propiedad de una sociedad en la que participa la mediática María Bravo, quedó destruido el pasado lunes

JUAN CANO MálagaHÉCTOR BARBOTTA Marbella

El chiringuito Casa Padre, propiedad de una sociedad en la que participa la mediática María Bravo y que quedó destruido por un incendio el pasado lunes, contaba con vigilancia aunque en el momento en el que se declaró el fuego la persona encargada no se encontraba en el lugar. Así se desprende de las primeras indagaciones realizadas por la Policía, que investiga el origen del siniestro.

La investigación no descarta todavía ningún escenario. De hecho, las primeras pesquisas apuntan a que se podría tratar de un incendio provocado, ya que se han detectado un posible origen múltiple, con varios focos.

La actuación policial se centra en dos líneas. Por un lado, se está recabando el testimonio de posibles testigos y por el otro, la Policía Científica inspecciona el lugar del incendio y toma muestras que serán analizadas posteriormente.

En el momento en que se declaró el incendio, el establecimiento se encontraba sin actividad, ya que estaba previsto que volviera a abrir en Semana Santa.

El local, considerado de alta gama y construido en su mayor parte en madera, estaba asegurado.

El incendio se declaró en la tarde del pasado lunes sobre las siete de la tarde y se propagaron rápidamente por la estructura de madera y el techo de paja. Las llamas alcanzaron gran altura y una densa humareda negra invadió la playa del Cable, una de las más populares de Marbella. Sobre las nueve de la noche el incendio ya había sido controlado por los bomberos , que sin embargo no pudieron impedir que el establecimiento, inaugurado hace sólo dos años, quedara reducido a cenizas.