Hubo «error u omisión» al no subrogar al personal del servicio de Ayuda a Domicilio en Estepona

Una de las protestas de los trabajadores despedidos en un pleno. /Charo Márquez
Una de las protestas de los trabajadores despedidos en un pleno. / Charo Márquez

El Ayuntamiento reconoce que no incluyó a los 16 despedidos en la lista de personal que se entregó a la empresa Arquisocial S.L.

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El Ayuntamiento de Estepona ha reconocido que cometió un «error u omisión» al no incluir a los 16 trabajadores despedidos del servicio de Ayuda a Domicilio en la lista que se entregó cuando se produjo la subrogación del personal a la empresa concesionaria, Arquisocial S.L. En un informe emitido por el coordinador del área de Bienestar Social, al que ha tenido acceso este periódico, se recoge que «los dieciséis trabajadores/as han de formar parte de los medios personales que en su día debieron haberse transferido a la empresa concesionaria del servicio de ayuda a domicilio, Arquisocial, S.L., ya que por error u omisión no se incluyó, en el Anexo del personal a subrogar facilitado desde la Delegación de Personal, incluido en la documentación que rigió la licitación».

En dicho informe se relata como el Ayuntamiento perdió todos los recursos que interpuso ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y ante el Tribunal Supremo contra las sentencias de despido improcedente que dictaron los Juzgados de lo Social de Málaga.

Como ya avanzó este periódico, finalmente el Ayuntamiento se ha visto obligado a modificar el contrato con la concesionaria que está readmitiendo a los 16 trabajadores de manera progresiva, a medida que van concluyendo los contratos temporales que mantiene con otros empleados.

El incremento total del precio del contrato asciende, según el responsable del área, a 368.837 euros. Teniendo en cuenta que el precio total del contrato, según la oferta realizada por Arquisocial, ascendía a la cantidad de 7.650.851 euros, la modificación propuesta supone un incremento del precio del contrato de un 4,82 por ciento.

El técnico señala que no se aprecia que estos trabajadores vayan a sufrir, mientras se incorporan a la concesionaria, «alguna cotizatoria ni retributiva» puesto que en la actualidad todos los empleados se encuentran en alta en la plantilla municipal, con las correspondientes dotaciones económicas, percibiendo normalmente sus retribuciones, conforme a las respectivas sentencias.

Hay que recordar que durante meses estos trabajadores estuvieron cobrando su nómina como empleados municipales sin acudir a su puesto de trabajo. Entonces el Ayuntamiento alegó que «hasta tanto no se produzca una modificación sustancial de la actual situación de la organización, habida cuenta de que actualmente no existen tareas que encomendarles, debido a la externalización del servicio al que se encontraban adscritos».

Estos empleados suponían mensualmente un gasto para las arcas municipales de unos 30.000 euros. Los afectados estiman que, hasta la fecha, el Consistorio habrá superado, entre salarios de tramitación y las nóminas, el millón de euros en total.