Entran en vigor las ordenanzas que aplican la séptima bajada de impuestos en Estepona

Manuel Aguilar. /
Manuel Aguilar.

El IBI y la basura acumulan una rebaja desde 2011 del 20 por ciento y la plusvalía del 69 por ciento

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

La temida cuesta de enero va a ser más llevadera para los esteponeros porque desde el 1 de enero han entrado en vigor las nuevas ordenanzas municipales que recogen la séptima bajada consecutiva de impuestos desde que el PP llegó a la alcaldía en 2011. Así las nuevas ordenanzas municipales permiten que el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y la tasa de basura acumulen una rebaja en este periodo de un 20 por ciento para todos los ciudadanos.

La nuevas ordenanzas fiscales también mantienen la reducción en la plusvalía para favorecer la compraventa de inmuebles. Este impuesto acumula una disminución del 69 por ciento, y aumenta la bonificación para los herederos de hasta el 98,5 por ciento de esta cuota, esto es el máximo legal permitido en las herencias. Asimismo, se mantiene la medida municipal de eximir del pago de la plusvalía a aquellas personas víctimas de embargos hipotecarios o desahucios. Al respecto, el concejal de Hacienda, Manuel Aguilar, ha subrayado, en relación a este punto, que el equipo de gobierno fue «el primero de España en incluir una medida de justicia y solidaria con los más desfavorecidos», y en 2019 se mantiene esta exención.

También continúa la eliminación de la tasa de apertura para 35 tipos de actividades económicas; la bonificación del 75 por ciento en la tasa de apertura para colectivos vulnerables; la bonificación del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) para la actividad industrial de los polígonos y la rebaja del 50 por ciento en la tasa de ocupación de la vía pública a los comerciantes que se hayan acogido a la ordenanza municipal al respecto. Asimismo, la ordenanza recoge -por segundo año consecutivo- una bonificación del 75 por ciento del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) para los coches eléctricos e híbridos.

Manuel Aguilar

Por otro lado, las tasas de las actividades y cursos de la delegación municipal de Cultura también van a experimentar reducciones. Para ello, se establecen bonificaciones del 50 por ciento en los precios para quienes se encuentren en situación de desempleo de larga duración, jubilados, familias numerosas y personas con discapacidad, entre otros beneficiarios. En relación a los precios de las actividades deportivas de las diferentes escuelas municipales también se establece la reducción del 50 por ciento del precio de las mismas para colectivos desfavorecidos.

Aguilar ha subrayado que la bajada de impuestos «genera desarrollo económico en la ciudad y ayuda a fomentar la creación de empleo». El responsable del área económica ha indicado que estas medidas de rebaja fiscal son posibles «gracias a que el Ayuntamiento puso en orden las cuentas municipales y mantiene una política de rigor y de control del gasto».