Elena Benítez apuesta por un nuevo estadio, una piscina y una pista de atletismo homologada

La deportista, en el centro, arropada por Manuel García y José Bernal. /Josele-Lanza -
La deportista, en el centro, arropada por Manuel García y José Bernal. / Josele-Lanza -

La número dos del PSOE cree que el nuevo PGOU es una «oportunidad» para dotar a la ciudad de los equipamientos deportivos que necesita

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

La extaekwondista sampedreña Elena Benítez, número dos de la lista socialista para las elecciones municipales, tiene claro cuales serán sus prioridades si llega a ser concejala de Deportes. En su primera comparecencia oficial ante los medios de comunicación, señaló que su objetivo es que la concejalía de Deportes sea «prioritaria» en el Ayuntamiento, y que esté a la altura, en cuanto a recursos, «de las delegaciones que se puedan considerar más importantes».

En materia de nuevas instalaciones deportivas, Elena Benítez señaló que quiere ser «realista y no mentir a la ciudadanía, ni prometer cosas irrealizables». Apuntó que existen problemas urbanísticos en el municipio, pero comentó que «no nos podemos resignar y hay que verlos como una oportunidad» pues en breve se empezará a redactar un nuevo Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU).

«Me gustaría estar junto al equipo redactor para que el documento que se elabore recoja las nuevas zonas para equipamientos deportivos que merece el municipio» y en este punto indicó que habría que trabajar para que Marbella tenga un nuevo estadio, una pista de atletismo homologada o una piscina olímpica, «y que dejen de ser una utopía».

La hoja de ruta que se ha marcado Benítez a corto plazo pasa arreglar y modernizar todas las instalaciones actuales. «Quiero que sea fácil hacer deporte, que haya una oferta grande y atractiva», añadió.

La campeona olímpica anunció que quiere escuchar a los clubes y a los deportistas para darles poner soluciones, por lo que establecerá un calendario de reuniones.

Sobre su paso al mundo de la política, comentó que lo concibe como una «oportunidad para trabajar por el pueblo» y calificó al candidato, José Bernal, como una persona «sensata, coherente y muy implicada en un proyecto que pretende hacer más fácil la vida de sus vecinos».

Bernal, por su parte, agradeció a Benítez que diera el salto a la política y explicó que la faceta en la que la excampeona podrá aportar más en el Ayuntamiento será como gestora deportiva, pues recordó que tiene una gran experiencia al haber estado trabajando más de una década en el Centro de Alto Rendimiento de San Cugat, en Barcelona.

El candidato rememoró además que Elena Benítez estuvo en siete Juegos Olímpicos y que como deportista ganó el oro en Barcelona 92, y fue campeona del mundo y de Europa de taekwondo. Fue además la primera mujer malagueña en acudir a unos Juegos Olímpicos, en 1988. «Es sampedreña, humilde, trabajadora y, sobre todo, muy comprometida con su pueblo», destacó Bernal de su número dos en esta primera comparencia.