Los ediles de OSP acusan a la Junta de falta de voluntad para construir el nuevo centro de salud

Rafael Piña y Manuel Osorio./Josele-Lanza -
Rafael Piña y Manuel Osorio. / Josele-Lanza -

Aseguran que se ofrecieron tres parcelas para instalar los consultorios provisionales y que Salud eligió la única que acabó presentando problemas

HÉCTOR BARBOTTAMarbella

Ineficacia, falta de voluntad o ambas. Los dos ediles de Opción Sampedreña (OSP) - integrados en el equipo de gobierno municipal-, Rafael Piña y Manuel Osorio, han dejado en el tejado de la Junta de Andalucía la responsabilidad por el nuevo retraso surgido en el inicio de las obras del nuevo centro de salud de San Pedro Alcántara. La delegada provincial de Salud, Ana Isabel González, informó el pasado viernes de la imposibilidad de trasladar los módulos prefabricados del actual ambulatorio a una parcela cercana, actuación previa indispensable para el comienzo de las obras del nuevo centro sanitario. Según la delegada, la dificultad radica en que la empresa adjudicataria de las obras ha constatado que el suelo en cuestión no es propiedad de la persona que figuraba en un acuerdo de cesión suscrito con el Ayuntamiento.

Esta mañana, el teniente de alcalde de San Pedro, Rafael Piña, y el edil de Hacienda, Manuel Osorio, ambos de OSP y miembros del equipo de gobierno municipal, han responsabilizado a la Junta de la situación, han negado la existencia de ningún acuerdo de cesión en el que haya participado el Ayuntamiento, y han asegurado que la Tenencia de Alcaldía ofreció tres parcelas diferentes para la instalación de las consultas. Los responsables del distrito sanitario, cuya primera propuesta fue utilizar un vial, la calle Príncipe de Asturias, fueron quienes optaron por la parcela que acabó dando problemas, según aseguró Piña. El teniente de alcalde afirmó que cortar la calle, tal y como solicitaban desde la Consejería de Salud, era inviable.

Según Piña, de las tres parcelas ofrecidas dos eran de propiedad municipal y una tercera, la que finalmente fue elegida por la Junta, de un vecino. El teniente de alcalde desmintió por ello que existiera un acuerdo entre el Ayuntamiento y la Administración autonómica para la cesión de la parcela. El Ayuntamiento, actuó simplemente como mediador y con la advertencia de que se trataba de suelo que no pertenecía al patrimonio municipal, según ha explicado Piña. De hecho, la cesión fue realizada el pasado 9 de agosto por el vecino que se presenta como propietario del suelo, con carácter temporal y por el tiempo de ejecución de las obras, previsto inicialmente en 18 meses.

Ambos ediles han atribuido a la poca voluntad de la Junta de Andalucía la dificultad que se ha presentado y han asegurado que no existe intención por parte de la Administración autonómica de buscar una solución para que las obras puedan iniciarse según el plazo previsto

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos