IU dice que la ruptura en Mancomunidad evidencia intereses partidistas de PP y PSOE

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

La coordinadora comarcal de IU, Victoria Morales, declaro ayer que la ruptura del pacto de gobierno en la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental evidencia que PP y PSOE negociaron sólo con «fines partidistas» con el objetivo de llevar a cabo un reparto de cargos en los órganos de la institución.

Morales calificó el ente de «agencia de colocación política para meter en nómina a sus acólitos» y negó que en esta legislatura se ha llevado a cabo alguna gestión que haya redundado en beneficio de los municipios de la Costa del Sol.

«El primer balance que hacemos de esta legislatura es completamente negativo. Y entendemos que la expulsión del PSOE lo que evidencia es que a las dos formaciones no les unía ningún programa, ni proyecto de gobierno si no convertir la Mancomunidad en una agencia de colocación política», denunció la coordinadora comarcal.

Por su parte, Juan Luis Villalón, representante de IU en la Mancomunidad insistió en que «lo único que ha primado en esta legislatura han sido los intereses particulares de los partidos que conformaban el gobierno mancomunado y que ha brillado por la absoluta ausencia de gestión». Sólo destacó el tratamiento del agua por parte de Acosol y algunas actuaciones en el área de formación.

El PP fundamentó la ruptura en la falta de lealtad por parte de los socialistas, aunque el detonante fue un recurso contencioso presentado por la empresa de aguas de Benalmádena contra la liquidación del canon elaborada por la empresa pública Acosol.

 

Fotos

Vídeos