Detienen al cliente de un salón de juego por robar 1.500 euros a otro jugador

CHARO MÁRQUEZ ESTEPONA.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Estepona a un hombre de 21 años y nacionalidad marroquí por asaltar, supuestamente, a un cliente de un salón de juegos de esta localidad. Según las pesquisas, el investigado presenció a un jugador obtener 1.500 euros en premios en una máquina recreativa y aguardó a que abandonase el local para seguirle hasta su vehículo, donde le propinó varios golpes en la cabeza sustrayéndole el dinero.

La investigación comenzó a raíz de la denuncia interpuesta por un hombre, que exponía cómo, tras acudir a un salón de juegos en Estepona y ganar 1.500 euros en premios, fue asaltado dentro de su vehículo por un joven que abrió la puerta del coche y le golpeó en el rostro, robándole el dinero.

Las pesquisas de los agentes permitieron identificar al presunto responsable del asalto, que resultó ser un cliente del salón de juegos donde obtuvo los premios la víctima.

El pasado día 27 de noviembre, agentes de la Policía Nacional detenían al presunto asaltante cerca de su domicilio en Estepona. En un registro en su vivienda, los investigadores le intervinieron 1.000 euros en billetes de 50 y 20 euros ocultos en una caja de un pequeño electrodoméstico, así como la ropa y unas zapatillas deportivas que vestía durante su visita al salón de juegos y el robo con violencia.

Antecedentes

Tras pasar a disposición judicial como presunto responsable de un delito de robo con violencia o intimidación, la autoridad judicial decretó su ingreso en prisión condicional, comunicada y sin fianza.

Desde el cuerpo de seguridad han informado además que el detenido tenía decretada la suspensión de una condena de prisión de dos años por robo con violencia condicionada a no delinquir durante el tiempo de la suspensión, por el Juzgado de lo Penal número Uno de Huelva, desde el pasado mes de julio del presente año, por lo que su incumplimiento le obliga a cumplir la pena impuesta. El arrestado ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial competente que ha decretado su ingreso en prisión condicional.