Detenidas 13 personas por una pelea entre clientes y porteros de un club de playa

Detenidas 13 personas por una pelea entre clientes y porteros de un club de playa

Los hechos ocurrieron el pasado 30 de junio en un local de Marbella, cuando un miembro del equipo de seguridad se disponía a expulsar a un grupo de amigos

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

Trece personas han sido detenidas en Marbella por su presunta participación en una riña tumultuaria ocurrida el pasado sábado 30 de junio en un club de playa de la localidad, en la que resultaron lesionados con heridas de diversa consideración varios de los implicados. Al parecer, los hechos se desencadenaron a partir de una discusión entre clientes y personal de seguridad del establecimiento cuando uno de los porteros se disponía a expulsar a un grupo de amigos.

La Policía Nacional abrió una investigación sobre el caso después de que dos clientes del club presentaran sendas denuncias el 1 y 2 de julio, respectivamente, manifestando haber sufrido lesiones de diversa consideración por parte del personal de seguridad de un local de ocio de Marbella.

Según narraron los denunciantes ante los agentes, el 30 de junio se encontraban en compañía de varios amigos en un club de playa cuando, al parecer, uno de los porteros vio que un miembro del grupo lanzaba una botella al aire, motivo por el que fueron requeridos para que abandonaran el local. Según recoge la Policía Nacional en una nota de prensa, la expulsión dio lugar a una discusión que terminó en unas agresiones por las que varias personas precisaron asistencia médica, procediéndose días después a la identificación y detención por su presunta implicación en los hechos de 13 individuos, todos hombres, nueve de nacionalidad española y el resto de nacionalidad senegalesa, rusa, búlgara y portuguesa.

Los participantes hicieron uso de piedras y objetos contundentes que había en los pasillos y reservados del local Los arrestados son de nacionalidad española, senegalesa, rusa, búlgara y portuguesa

Los investigadores pudieron establecer que los hechos habían tenido lugar a raíz del enfrentamiento entre dos grupos de personas, por un lado clientes y por otro, personal de seguridad del club, y que, a consecuencia de ello, habían resultado heridas varias personas, entre ellos los propios denunciantes. Al parecer, los participantes en la riña hicieron uso de piedras y objetos contundentes que se encontraban en los reservados y pasillos del club de playa. Finalmente, fruto de las pesquisas, la policía pudo detener a seis clientes y siete porteros del equipo de seguridad del club por su presunta participación en los hechos denunciados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos