Deseando volver a trabajar

Parte de los 16 despedidos reciben notificación del Ayuntamiento. :: charo márquez/
Parte de los 16 despedidos reciben notificación del Ayuntamiento. :: charo márquez

Los 16 empleados del servicio de Ayuda a Domicilio que cobran sin poder acudir a sus puestos piden ser subrogados por la concesionaria

CHARO MÁRQUEZ ESTEPONA.

El Ayuntamiento de Estepona sigue manteniendo a 21 trabajadores municipales cobrando sin trabajar. Y no es porque estos no quieran, sino porque el equipo de gobierno argumenta que no tiene puestos que cubrir. 16 de esos 21 trabajadores pertenecen al servicio de Ayuda a Domicilio. Tras ser despedidos en agosto de 2016 de forma improcedente y ganar en los tribunales su readmisión, siguen percibiendo sus nóminas sin dar golpe. Para lo que muchos sería un sueño, para este colectivo es un sufrimiento. Desean recuperar sus puestos. El Ayuntamiento explica que «estos trabajadores están exonerados de la prestación de servicios hasta tanto no se produzca una modificación sustancial de la actual situación de la organización, habida cuenta de que actualmente no existen tareas que encomendarles, debido a la externalización del servicio al que se encontraban adscritos». El equipo de gobierno ha presentado un escrito de incidencia alegando.

Ante la negativa del Ayuntamiento a reincorporarlos, han solicitado por registro de entrada ser subrogados por la empresa concesionaria, Arquisocial SL. En su escrito, los trabajadores recuerdan que en mayo de 2017, cuando Ayuntamiento y Arquisocial firmaron el contrato de concesión, la empresa subrogó a 30 empleados. «Se podría haber evitado todo este proceso y estos gastos si nos hubieran subrogado tras ganar nuestros juicios», señala Antonio Benítez, portavoz del colectivo.

Benítez asegura que Arquisocial ha venido realizando nuevas contrataciones temporales por necesidades de personal y, por su parte, el Ayuntamiento, también ha contratado a auxiliares de ayuda a domicilio para servicios municipales como las residencias de mayores. «Por lo que está demostrado que sigue haciendo falta personal de nuestra categoría», recalca el portavoz.

Los afectados denuncian que tampoco pueden trabajar en otro lugarEl Ayuntamiento habría gastado ya más de un millón de euros en este colectivo

Incompatibilidad

El colectivo denuncia además que no pueden buscar empleo en otras empresas porque sería incompatible. «¿Estar en casa es incompatible con poder trabajar? Nosotros deseamos trabajar porque no nos parece ético cobrar sin hacer nada. Ni trabajamos en nuestros puestos, ni nos dejan trabajar», insiste Benítez.

Estos 16 empleados suponen un gasto mensual para el Ayuntamiento de unos 30.000 euros. Los afectados estiman que hasta la fecha el Consistorio habrá superado, entre salarios de tramitación y las nóminas desde junio, el millón de euros.

Cinco trabajadores del ERE también se encuentran cobrando sus nóminas sin trabajar. En este caso el Ayuntamiento también ha esgrimido que no encuentra ubicación para ellos.

La portavoz de PSOE, Manuela Benítez, calificó en el último pleno de «incomprensible e inadmisible» que no haya ningún lugar en el que no puedan ubicar a estos cinco trabajadores. Apuntó, por ejemplo que este verano algunas instalaciones deportivas municipales habían permanecido cerradas por falta de conserjes o que hay que acometer un inventario municipal, como posibles tareas a desarrollar. El alcalde, José María García Urbano, respondió que no se puede acusar al equipo de gobierno «de no gestionar bien los recursos municipales».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos