El curso comienza en Estepona tras un centenar de actuaciones en los colegios

Comienzo de curso en Casares /Charo Márquez
Comienzo de curso en Casares / Charo Márquez

Entre las obras más destacadas, el cambio de solería en la entrada del CEIP María Espinosa y la pintura de la fachada y los muros exteriores

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZEstepona

El curso escolar ha comenzado con total normalidad en Estepona y con los centros a punto. El Ayuntamiento ha ejecutado durante este verano más de un centenar de actuaciones de mejora en los colegios del municipio. Entre los trabajos que se han realizado, destacan los acometidos en el CEIP María Espinosa, donde se ha pintado íntegramente la fachada y los muros exteriores. Además, se ha sustituido la solería por otra con materiales antideslizantes en la entrada principal y en la zona de acceso a las clases de infantil.

En el más del centenar de actuaciones puntuales que se han llevado a cabo en los centros educativos se incluyen las labores generales de puesta a punto en todos ellos. Así, se han ejecutado trabajos de pintura interior y exterior en las zonas que lo han requerido, arreglos de vallas y verjas; así como un repaso general en electricidad, fontanería, carpintería, cerrajería, desinsectación, jardinería y limpieza. Todos estos trabajos se han concluido antes del inicio del curso que se inauguró ayer.

El alcalde, José María García Urbano, que acudió al comienzo del curso en el colegio María Espinosa, señaló que todas las actuaciones han sido acometidas por las brigadas operativas del Ayuntamiento y consensuadas, previamente, con la dirección de los distintos centros educativos. «De esta manera, el Consistorio conoce de primera mano las necesidades más urgentes que requiere la comunidad educativa», ha indicado.

El Consistorio se encarga del mantenimiento de los centros educativos durante todo el año superándose el millar de actuaciones, es decir, casi un tercio de las actuaciones que llevan a cabo las brigadas operativas municipales en toda la localidad.

Los dos centros de Casares superan los 500 alumnos

n total de 518 alumnos comenzaron ayer las clases en los dos colegios públicos de Casares que no dejan de ver como aumenta su número de alumnos. El Colegio Blas Infante cuenta este año con 375 alumnos, 101 en los ciclos de Infantil y 214 en Primaria.

Este centro lleva varios años incrementando su alumnado por lo que la Junta de Andalucía ha tenido que convertir en aulas espacios comunes como la biblioteca, el laboratorio o el aula de pretecnología. Y actualmente está realizando obras para habilitar dos clases más en el salón de actos, unos trabajos que se espera que estén finalizados en las próximas semanas para que interrumpan lo menos posible en el desarrollo lectivo.

Por otro lado, el colegio Los Almendros de Secadero ha pasado este año por primera vez la barrera de los 200 alumnos y cuenta con 203, de los que 135 están en Primaria y 68 en el ciclo de Infantil. En este centro los alumnos pueden decidir si llevan o no uniforme y el Ampa La Cigüeña colabora con el centro para ofrecerlos a precios económicos.

Respecto al servicio de comedor, también aumentan las solicitudes que se reciben cada año. En Secadero hay 66 plazas, pero la Junta ha aprobado ya 77 usuarios para este curso. Mientras las 115 que se ofertan en el Blas Infante son claramente insuficientes para las demandas de este centro escolar.

En cuanto al claustro, hay una alta itinerancia del profesorado, lo que hace que en Los Almendros este año prácticamente la mitad sean nuevos, una cifra que aumenta casi hasta el 70 por ciento en el caso de los profesores que se incorporan al Blas Infante.

Los tres centros públicos de Manilva, Pablo Picasso, Maicandil y Sabinillas, también han comenzado con total normalidad el curso tras algunas reformas.