Cuenta atrás de la deuda

El panel situado frente a la rotonda de la Unión Europea . /Ch. Márquez
El panel situado frente a la rotonda de la Unión Europea . / Ch. Márquez

El Ayuntamiento de Estepona instala un panel en el que informa de cómo va reduciendo el débito municipal

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Al equipo de gobierno de Estepona le gustan los contadores, las cuenta atrás. Muestra de ello es que acaba de instalar una pantalla en la que está informando de la deuda municipal y de cómo se va reduciendo desde 2011, cuando el PP accedió a la Alcaldía. El panel indica que en 2011 la deuda era de 300 millones de euros y a día de hoy es de 143.804.775 euros. La pantalla, que se encuentra en el paseo marítimo frente a la rotonda de la Unión Europea, se irá actualizando conforme vaya reduciéndose la deuda.

El alcalde, José María García Urbano, ha explicado que el objetivo de su equipo es que la deuda municipal, «que en estos momentos es de 143 millones de euros, sea cero en un plazo de tres o cuatro años». Y anuncia que «a partir de ese momento, el Ayuntamiento de Estepona podrá reducir a la mitad el IBI y el resto de impuestos municipales». El regidor añade que este panel es una muestra de «transparencia y gestión responsable».

No es el primer contador que instala el Ayuntamiento. Éste viene a sustituir al colocado con la cuenta atrás de las obras de construcción del Hospital de Alta Resolución que iba restando los días, horas y segundos que restaban para concluir el edificio y que cumplió con un tiempo récord de 18 meses.

El equipo de gobierno se ha marcado como objetivo rebajar la deuda en una media de unos 25 millones anuales. Pero el pasado ejercicio fue mejor de lo esperado y el concejal de Hacienda, Manuel Aguilar estima que la cifra se situará entre los 27 y los 35 millones de euros.

El PP tiene previsto alcanzar la deuda cero en 2024. El responsable de Hacienda señala que la deuda con los bancos inicialmente debería saldarse en 2032, pero las cifras apuntan a que se reducirá en ocho años.

El concejal ha recordado que se han saldado por completo las deudas heredadas con la Agencia Tributaria, la Junta de Andalucía, el Patronato de Recaudación Provincial y empresas concesionarias, cuya suma ascendía a más de 39 millones de euros. Aguilar ha señalado además que este equipo de gobierno ha acabado con los 33 millones de euros de las denominadas comúnmente como «facturas en los cajones», que existían en junio de 2011.

Los partidos de la oposición han reclamado en varias ocasiones, pese a estos buenos datos, una auditoría externa de la deuda del Ayuntamiento para saber con certeza quién la generó y en qué momento.