CSIF denuncia la presencia de ratas en los juzgados de Marbella

Imagen de los juzgados afectados. /SUR
Imagen de los juzgados afectados. / SUR

El sindicato reclama a la Administración la retirada de expedientes que hace un año resultaron dañados por aguas fecales tras la rotura de una tubería

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZMarbella

Un sótano con roedores, humedades y cientos de expedientes manchados de aguas fecales. No es el escenario de una película de terror, sino las dependencias del Juzgado ubicado en el sótano de un edificio de la .

El sindicato CSIF ha denunciado el estado de «insalubridad» que presenta este Juzgado tras detectar los trabajadores esta semana la presencia de roedores en las instalaciones. No es la primera vez que la plantilla de esta sede judicial, ubicada en un sótano, hace frente a este tipo de situaciones en su puesto de trabajo. Ya en 2016, CSIF Málaga, en un escrito remitido a la Delegación territorial de Justicia, alertó de la presencia de ratas y excrementos de roedores en el juzgado, que estaban afectando a usuarios y personal funcionario en estas dependencias.

A esta situación se suma, según el colectivo, la humedad del ambiente, «que en ocasiones hace que permanecer en estas instalaciones sea prácticamente imposible», advierten. Para CSIF Málaga es «inadmisible» que tanto trabajadores como usuarios tengan que soportar estas condiciones, «que pueden comprometer su salud y seguridad, ya que actualmente podrían no estar garantizadas las mínimas condiciones de higiene», alertan.

Al mismo tiempo, este sindicato denuncia que la Administración aún no ha retirado del archivo los expedientes que hace más de un año resultaron afectados por aguas fecales tras la rotura de una tubería. Durante dos días, por indicaciones de la Junta de Andalucía, los expedientes se secaron con secadores de mano en los pasillos del juzgado, y actualmente, más de un año después, permanecen en el archivo a la espera de ser retirarlos para reconstruirlos o destruirlos. Recuerdan que esta situación también ocasionó problemas de salud a un funcionario, que le llevaron a darse de baja después de semanas manipulando los expedientes en el archivo.

Este sindicato denuncia que el problema de insalubridad, que se extiende a todo el edificio, ha sido denunciado ante la Administración en numerosas ocasiones y está relacionado con la ubicación del juzgado en el sótano del mismo. Señalan que «la falta de salubridad y el pésimo estado de conservación del edificio» afectan al resto de órganos judiciales localizados en este inmueble. Entre ellos, el juzgado de Primera Instancia número 3 (ubicado junto al 5 en la planta menos dos), cuyos funcionarios han llegado a verse obligados a trabajar con mascarillas «por el insoportable hedor en las oficinas».

El CSIF reclama actuaciones «urgentes» e insiste en la necesidad de crear una Ciudad de la Justicia en Marbella que albergue las distintas sedes judiciales en el municipio, y que garantice unas condiciones de trabajo y salud dignas para usuarios y trabajadores.