Las cruces llegarán a la playa del Faro para reclamar el nuevo instituto de Marbella

Primera concentración ante las puertas de la Delegación Territorial de Educación el pasado 1 de junio. /SUR
Primera concentración ante las puertas de la Delegación Territorial de Educación el pasado 1 de junio. / SUR

Padres del CEIP Mario Vargas Llosa se concentrarán este sábado para exigir que la Junta inaugure el centro en el curso 2019-2020

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

La AMPA del CEIP Mario Vargas Llosa de Marbella tiene previsto copiar el modelo de protesta de los Comités de Defensa de la República (CDR) de Cataluña y clavar este próximo sábado cruces en la playa marbellí del Faro, aunque con un objetivo distinto: exigir a la Junta de Andalucía, una vez más, que el instituto previsto en el distrito de Las Chapas se inaugure en el curso 2019-2020.

La acción cuenta con el respaldo de la Federación de AMPAS de Marbella y San Pedro (FAPA Mainake), y pretende llamar la atención del gobierno andaluz después de que las concentraciones lideradas por los padres durante el mes de junio ante las puertas de la Delegación Territorial de Educación en Málaga no hayan tenido ningún efecto para conseguir su propósito.

«Nos hicieron la promesa de que en el curso 2019-2020 íbamos a tener el instituto y creemos que queda tiempo suficiente para conseguirlo, porque la partida presupuestaria está aprobada y la parcela está a disposición de la Junta de Andalucía», explica el presidente de la AMPA, Jorge Gil.

Controversia

«Con las cruces pretendemos crear un poco de controversia y que nuestra demanda tenga repercusión entre los dirigentes autonómicos que son los que deben darnos una solución», añade el portavoz. Este representante explica que la clavada será un acto simbólico, que las cruces se retirarán en esa misma jornada y que, además, pretenden contar con el apoyo del resto de AMPAS de la ciudad a las que se les ha cursado invitación individual, «ya que la masificación de las aulas en Marbella es un problema de todos».

El CEIP Mario Vargas Llosa fue el último colegio público inaugurado en la ciudad y sus alumnos carecen aún de adscripción a un instituto. Desde la AMPA afirman que el interés por reclamar un nuevo centro de Secundaria con tanta urgencia responde a la masificación del mapa educativo y explican que la primera promoción de Primaria que se ha licenciado este año, con 25 escolares, ha sido repartida en tres institutos -Bahía de Marbella, Pablo del Saz y Sierra Blanca-. Los padres denuncian que «con este reparto Educación se salta la normativa a la torera», porque se exige que el grupo de un bloque vaya a un mismo centro. «No se ha podido cumplir la normativa porque tenemos un sistema de Secundaria colapsado ¿Qué puede ocurrir cuando el año que viene salgan de nuestro colegio 80 alumnos de golpe?», se pregunta el presidenta de la AMPA. «Lógicamente sin un nuevo instituto tenemos un problemón», concluye.

La delegada territorial del ramo, Patricia Alba, confirmó en una visita a la ciudad a finales del mes de junio que, una vez que el Ayuntamiento de Marbella ha proporcionado la documentación necesaria sobre la parcela, la Agencia Pública Andaluza de Educación procedería a elaborar el programa de necesidades para que se pueda licitar el proyecto. No obstante, la responsable eludió hablar de plazos concretos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos