Dos continentes en una exposición

El Museo Ralli une Europa y América en la muestra del artista Luis Seoane

Dos continentes en una exposición
Andrea Jiménez
ANDREA JIMÉNEZMarbella

Europa y América están más cerca en el Museo Ralli. La muestra 'Seoane. Retratos' luce ya las mejores obras del artista Luis Seoane (1910-1979), argentino de nacimiento pero gallego de corazón. Este artista desarrolló su vida y su carrera artística en ambos lugares, que han quedado reflejados para siempre en sus obras.

Esta exposición busca reflejar la mirada y la expresión del artista que desarrolló numerosas facetas: literatura, ilustración, grabado o pintura, con un lenguaje artístico que recuerda a añoranza y lucha.

«A través de esta exposición hemos tratado de acercar su obra y su persona al sur de la península, donde es mucho menos conocido que en Galicia», explica la directora del museo, Rosa Ruiz.

Su obra tiene varios elementos que resaltan sobre el resto, como la representación femenina, los paisajes marinos y las escenas al aire libre, que reflejan sus preocupaciones sociales y la desazón de la época que le tocó vivir.

Es a partir de esta reiteración de motivos donde aparece también la experimentación plástica, lingüística y técnica, que lo lleva hacia una mayor esquematización. El empleo de la mancha, los colores planos y la línea hacen que su obra y su lenguaje sean fácilmente identificables a su figura.

A pesar de compartir principios con el esquematismo, el cubismo, o la abstracción geométrica, no se asemeja a ningún movimiento o artista, lo que lo convierte en único. «Nos parecía que traer a un artista tan complejo como Luis Seoane nos permite mostrar la multiplicidad de nuestra colección particular», comenta Ruiz.

Esta exposición temporal, que tiene una duración de dos años, se suma a la ya estrenada en 2018: 'Movimiento Espartaco', que expone el trabajo de este colectivo argentino, en concreto de siete de sus artistas: Ricardo Carpani, Mario Mollari, Juan Manuel Sánchez, Esperilio Bute, Carlos Sessano, Juana Elena Diz y Pascual Di Bianco. Además, se trata de la primera exposición colectiva del Movimiento Espartaco como colectivo en Europa, creador de un arte joven que llegó a establecerse como un grupo ineludible en los años sesenta en Argentina.

Según explican desde el centro, estas exposiciones temporales forman parte de la colección de los Museos Ralli, y se distinguen del resto de las muestras debido a su enfoque sobre un tema o artista concreto, que vienen a complementar la colección permanente, y se exponen en todas sus sedes.

La finalidad de estas exposiciones es ampliar horizontes, como explica la directora. «Nos permiten profundizar en movimientos o artistas y vernos reflejados en obras que proceden de un continente que no es el nuestro. Imagino que esto es lo que ven los espectadores de las obras de Seoane allí en América, cuando él representaba una mariscadora».