Condenado a 8 años un peligroso yihadista del Daesh detenido en Estepona

Condenado a 8 años un peligroso yihadista del Daesh detenido en Estepona

Ahmed Samsam colaboró en acciones violentas en Siria tras recibir allí adiestramiento en el uso de armas

EFEMadrid

La Audiencia Nacional ha condenado a 8 años de cárcel a Ahmed Samsam, un danés de origen sirio detenido el año pasado en Estepona, por su integración en la organización terrorista Dáesh, con la que colaboró en acciones violentas en Siria tras recibir allí adiestramiento en el uso de armas.

La sección cuarta de la Sala de lo Penal considera probado en su sentencia que el acusado, con múltiples antecedentes policiales en Dinamarca por tráfico de drogas y agresiones a agentes de la autoridad, tras un proceso de radicalización, se desplazó hasta en tres ocasiones a Siria entre 2012 y 2014 para combatir en las filas del Estado Islámico.

A su regreso siguió manteniendo «el contacto con otros miembros y combatientes del Dáesh en Siria» y a través de un perfil de Facebook y un canal de YouToube «hacía constante proselitismo de la actividad» de esa organización terrorista.

Además, el acusado, que ha sido condenado a la misma pena que pedía el fiscal, colaboraba en la financiación de actividades vinculadas con el terrorismo y en la adquisición de armas.

El tribunal relata cómo en septiembre de 2012, con sólo 22 años, el acusado viajó a Siria, donde regresó en 2013 y 2014. Allí participó en las filas del Dáesh en batallas consideradas «cruciales» por la propia organización terrorista, entre ellas la toma del aeropuerto de la ciudad de Raqqa, en agosto de 2014.

Además, durante su última estancia conocida en España, a partir de mediados de junio del año pasado, según la sentencia, trató de hacerse con una partida de armas de fuego.

Un mes antes, indican los magistrados, había subido un tutorial a su canal de Youtube relativo al uso del subfusil checo «Scorpion».

Desde su perfil en Facebook vertió amenazas contra otros internautas a los que acusaba de haberle difamado, diciendo que los ejecutaría a la manera de Dáesh, mencionando de forma específica que los decapitaría.

La sentencia relata cómo el acusado llevó a cabo actividades de financiación y apoyo logístico (facilitando información sobre disponibilidad y precios de drones y material de uso civil y militar) a los denominados «foreign fighter» («combatientes extranjeros) en el contexto de la denominada »yihad mediante el dinero«.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos