Concluye la obra para eliminar la línea de alta tensión de Xarblanca con el derribo de la última torreta

La torreta, este jueves, ya desmontada de la base. /N.C.
La torreta, este jueves, ya desmontada de la base. / N.C.

La actuación, reclamada por los ciudadanos desde hace 15 años, afecta a una zona urbanizada del norte de Marbella habitada por 3.000 vecinos

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

La obra para soterrar el tramo de línea de alta tensión en la zona de Xarblanca, al norte de Marbella, ha concluido este jueves con el desmontaje de la tercera y última torreta afectada en el proyecto. La operación se ha llevado a cabo ante la expectante mirada de los vecinos y de la propia alcaldesa de la ciudad, Ángeles Muñoz. La actuación, supervisada por Endesa, pero promovida y pagada por el Ayuntamiento ha supuesto la canalización por el subsuelo de casi 800 metros de cableado que sobrevolaba tanto viviendas como centros educativos. Tras 15 años de reivindicaciones vecinales, la línea ya está operativa bajo tierra. La obra, que se inició en junio del año pasado, ha permitido liberar más de 50.000 metros cuadrados de suelo público.

El proyecto fue dotado económicamente en la anterior legislatura, con Muñoz como alcaldesa, con fondos del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles resultantes del remanente de Tesorería del ejercicio económico de 2016. En concreto, la partida reservada ascendió a 800.000 euros, pero el Ayuntamiento adjudicó finalmente la actuación por 760.000, gracias a la rebaja presentada por la empresa Cobra Instalaciones de Servicio, una de las dos firmas que se habían presentado a la licitación abierta por la institución municipal.

La alcaldesa afirmó que esta obra, desarrollada entre el CEIP Xarblanca y el Parque María Auxiliadora, en las inmediaciones de la Estación de Autobuses de Marbella, ha supuesto una fuerte inversión municipal, pero también una ardua negociación entre el Ayuntamiento y Endesa. «Llegar a este punto ha sido complicado y laborioso. Estamos hablando que soterrar líneas de alta tensión no sólo supone un coste muy importante, sino un trabajo conjunto con la empresa suministradora, que prefiere líneas aéreas ya que los posibles arreglos que se precisen son menos costosos y complicados, por lo tanto no siempre es fácil ni pacífico poder hacer actuaciones de este tipo», apuntó la regidora.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Vecinos Trapiche Norte, José Antonio Mateo, subrayó que la eliminación de las líneas áreas de alta tensión en esta parte de la ciudad es una vieja petición en la que se ha embarcado «muchísima gente», y así puso en valor el trabajo efectuado en este sentido por todo el movimiento vecinal y la comunidad educativa, principalmente de los dos centros afectados: Xarblanca y María Auxiliadora II (con un millar de alumnos en total). El representante añadió que los vecinos del área más directamente perjudicada, situada al norte de la ciudad, donde residen unas 3.000 personas, «se encuentran súper agradecidos al Ayuntamiento porque sin su intervención –recalcó– hubiera sido imposible».

El representante vecinal adelantó que la AAVV Trapiche Norte reclamará ahora la extensión del soterramiento de las líneas aéreas desde el Parque María Auxiliadora hacia la subestación, ante el descontento manifestado por residentes de la zona de la Estación de Autobuses, donde el cableado sigue discurriendo de forma aérea. Esta no es la única reivindicación del colectivo vecinal, que pide también celeridad al Ayuntamiento para impulsar proyectos deportivos y nuevos parques en el suelo público que ha quedado liberado. Precisamente, una de esas parcelas, con una extensión de 9.000 metros cuadrados, junto al polideportivo Leonardo Terol, estará destinada a partir de este próximo curso 2019/20 y hasta que se construya el nuevo Instituto de Educación Secundaria de Las Chapas a la instalación de aulas prefabricadas para los escolares de los colegios Xarblanca y Mario Vargas Llosa.

La AAVV Trapiche Norte pide ahora la extensión del soterramiento en el área de la Estación de Autobuses

Respecto a la petición planteada por la Asociación Trapiche Norte de seguir extendiendo el soterramiento de las líneas de alta tensión, la alcaldesa se muestra receptiva y prudente al mismo tiempo. «Iremos viendo otras actuaciones consensuadas con los vecinos y planteándolas a nivel presupuestario, porque –remarcó– supone una carga muy importante para la ciudad». La alcaldesa concretó que uno de los objetivos que se marca el equipo de gobierno en el futuro Plan General es que sean los promotores los que asuman el coste del soterramiento de las líneas que existan en los nuevos desarrollos.

El Ayuntamiento elaboró en 2007 un plan de soterramiento de las líneas de alta tensión del municipio y desde entonces, además de la actuación recién concluida, se han ejecutado proyectos en La Patera, Plaza de Toros, Huerta del Café y en la zona de Al-Andalus en San Pedro Alcántara.