Compromiso Manilva y PSOE pactan para gobernar en el municipio

De izquierda a derecha, Diego José Jiménez, Barragán, el edil del PP y Mario Jiménez. /Charo Márquez
De izquierda a derecha, Diego José Jiménez, Barragán, el edil del PP y Mario Jiménez. / Charo Márquez

IU, que fue la fuerza más votada, critica que los socialistas, no hayan querido crear un bloque de izquierdas ante un alcalde «encausado»

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZManilva

El horizonte político de Manilva se despeja. Compromiso Manilva (CM) y PSOE, segunda y tercera fuerza en las pasadas elecciones municipales, han alcanzado un acuerdo para gobernar el municipio desbancando del sillón de alcaldía a IU que fue el más votado.

En los comicios del 26 de mayo dejaron casi un triple empate entre los tres partidos. Izquierda Unida fue la más votada con un 27,68 por ciento de los votos y seis concejales; seguida muy de cerca por CM con el 27,40 por ciento de los votos y cinco ediles. El PSOE fue la tercera fuerza también con cinco concejales. PP obtuvo un edil. La mayoría absoluta se alcanza con nueve concejales.

CM y PSOE ha alcanzado un preacuerdo respaldado por sus respectivas asambleas de militantes en la que el candidato de Compromiso, Mario Jiménez, ostentará la alcaldía y el de PSOE, Diego José Jiménez, será el primer teniente alcalde. Aunque aún están en conversaciones para el reparto de áreas ya hay algunas delegaciones asignadas. Mario Jiménez mantendrá las actuales de Seguridad Ciudadana y Cementerios. Y el PSOE asumirá áreas de peso como Hacienda, Infraestructuras y Obras.

Mario Jiménez ha explicado que tras las elecciones mantuvo una única reunión con IU, «pero dos no pactan, cuando uno no quiere», ha señalado al tiempo que ha negado que hubiese impuesto en esta negociación mantener la alcaldía.

Por su parte, Diego José Jiménez, ha manifestado que su partido ha mantenido conversaciones con ambas fuerzas, pero la militancia decidió finalmente la dirección a tomar. «Queremos aportar lo mejor de nosotros mismos, aportar modernidad y erradicar muchos vicios que están enquistados en la política de Manilva», ha avanzado.

El portavoz de IU, Antonio Barragán, que fue el más votado, no ha tardado en hacer pública su decepción. Reconoce que su opción para alcanzar la mayoría absoluta pasaba por un acuerdo de izquierdas con el PSOE. Incluso ofreció a lo socialistas la alcaldía «para evitar estuviera presidida por una persona encausada, procesada y pendiente juicio», en relación a Mario Jiménez.

Añade que le sorprende que el PSOE haya pactado con un alcalde «al que siempre ha considerado el más negativo para Manilva» y anuncia que IU va a seguir trabajando «por nuestros vecinos desde la oposición a un gobierno que sólo ha mirado por los puestos y los sillones».

Los pactos en Manilva han sido constantes a lo largo de su historia política. Esta legislatura que aún no ha concluido, comenzó con el gobierno del PSOE apoyado por IU como socios, pero poco más de un año después, se presentó una moción de censura contra el alcalde socialista y formaron equipo de gobierno Compromiso Manilva, con la alcaldía, e IU; posteriormente se sumaron los dos ediles del PP.

Este pacto no afectará previsiblemente a la configuración de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental pues, tanto con los estatutos actuales, como con los antiguos, a Manilva le corresponderían dos representantes: uno por cada una de las dos primeras fuerzas políticas en el municipio, que serían Izquierda Unida y Compromiso Manilva.