El comisario de Marbella destaca el descenso de la delincuencia pese a la «carencia» de efectivos

Imposición de medallas en presencia del comisario Enrique Lamelas y la alcaldesa./SUR
Imposición de medallas en presencia del comisario Enrique Lamelas y la alcaldesa. / SUR

Enrique Lamelas apunta a una bajada del 5% en infracciones penales en un año en el que la ciudad ha sido escenario de varios casos relacionados con el crimen organizado

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

La delincuencia común sigue bajando en Marbella pese a los sonados casos relacionados con el crimen organizado de los que ha sido escenario la ciudad en este año. El descenso es menor al registrado el año pasado, cuando la bajada alcanzó el 8% frente al 5% contabilizado en lo que va de 2018. Pese a ello, «se sigue con la tendencia a la baja en la mayoría de los delitos» y ello, «en un año de carencia de efectivos». Es el balance ofrecido ayer, día del patrón la Policía Nacional, por el comisario Enrique Lamelas durante el acto de reconocimientos e imposición de medallas a los agentes que han destacado por su labor en el último año.

Tras un ejercicio de 2017 en el que «se alcanzaron el cien por cien de los objetivos, en 2018 se han producido diferentes hechos delictivos que no habían ocurrido en años anteriores, de esos que trascienden del ámbito local por su forma de ejecución y achacables a ese tipo de delincuencia que denominamos delincuencia o crimen organizado, casos que se siguen investigando», señaló Lamelas, quien apuntó que, pese a ello, «en lo que concierne a la delincuencia común, este año continúa a la baja en la mayoría de los delitos, con un total de infracciones penales que viene disminuyendo en un 5%», explicó. No ofreció el comisario en su discurso cifras torales, pero sí incidió en señalar el «descenso significativo» registrado en delitos contra las personas, los robos con violencia e intimidación, robos con fuerza, y los delitos contra el patrimonio. En estos nueve meses de año, se ha constatado además por el Cuerpo policial «un mayor número» de denuncias por delitos contra la libertad sexual, «tal vez por la mayor concienciación de las víctimas a la hora de interponer denuncia», expuso el comisario.

Unos «buenos resultados» que son fruto «del esfuerzo y el trabajo de todos los profesionales que componen la comisaría de Marbella», destacó Enrique Lamelas, quien agradeció la labor preventiva de la policía de seguridad ciudadana que, una vez más, en un año de carencia de efectivos, han prestado sus servicios en las zonas y lugares de Marbella más sensibles de delitos». Su actividad, según contó, se ha centrado este verano «de forma prioritaria» en la prevención de robos en urbanizaciones. Una labor, que el comisario llegó a calificar de «ingrata» por cuanto -dijo- «su presencia en diseminados y de madrugada hace que no se aprecie físicamente por los ciudadanos. Al tiempo que sí estiman ausencia de efectivos en zonas de mayor aglomeración turística como los puertos deportivos o los paseos» marítimos.

Antes de la celebración del acto, Enrique Lamelas, en declaraciones a los medios de comunicación, señaló que la plantilla de la Policía Nacional en Marbella «no está cubierta». «Esperemos que nos manden más refuerzos», apuntó, destacando que este año han contado con 30 funcionarios en prácticas, «diez más que otros años, que hemos tenido 20». «Esta es una plantilla de mucho cambio y mucho movimiento, de gente joven que sale y hay que esperar a que se reponga otra vez», indicó. «Estamos deficitarios, pero como en toda España».

Coordinación con la Local

La alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, por su parte, subrayó durante el acto oficial la «estrechísima colaboración» entre la Policía Nacional y Policía Local para «que Marbella sea una ciudad envidiable». La regidora destacó que «la gran calidad de vida de nuestro municipio os lo debemos en gran parte a vosotros». Muñoz mostró su apoyo a la Policía Nacional en sus principales proyectos y desafíos, entre los que destacó la construcción de una nueva comisaría, «una instalación muy necesaria sobre la que confío en que el nuevo Gobierno asuma el compromiso del anterior Ejecutivo para crear unas dependencias modernas y acordes a la importancia de este cuerpo de seguridad». Recordó además que la colaboración «interinstitucional está dando grandes frutos, como es el caso del SATE (Servicio de Atención al Turista Extranjero) de Puerto Banús».

En la misma línea, el comisario aseguró que «el gran resultado de nuestro Cuerpo también está vinculado a la estrecha relación con la Policía Local» y recordó dos proyectos conjuntos, impulsados por el Ayuntamiento, como el SATE y la videovigilancia. Enrique Lamelas agradeció el «apoyo» de la Corporación y de la alcaldesa para impulsar actuaciones «clave» como la futura comisaría, «ofreciendo una parcela para esta instalación, así como la asignación de nuestro nombre a un parque ubicado junto a la rotonda de Víctimas del Terrorismo».