Comienza el curso en Marbella en Secundaria y Bachillerato con 110 alumnos en barracones

Padres y alumnos esperan a las puertas de Alcaldía que los reciba la regidora /Charo Márquez
Padres y alumnos esperan a las puertas de Alcaldía que los reciba la regidora / Charo Márquez

Los padres del instituto provisional de Xarblanca protestan por las deficiencias de las prefabricadas y reclaman soluciones

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZMarbella

Muchos jóvenes de Marbella han comenzado una nueva etapa en sus vidas con el inicio del curso de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato. Pero 110 lo han hecho en aulas prefabricadas instaladas en un terreno donde hace escasamente diez días sólo había matorrales.

Desde el centro han asegurado que las cuatro aulas que acogen a estos alumnos presentan las mismas características que cualquier otra clase de cualquier otro instituto. «Cuando estás dentro no parece que estés en una prefabricada», señalan desde la dirección del centro que aclara que cada módulo dispone de su propio baño. Este centro provisional, al que han sido adscritos los alumnos de los CEIP Xarblanca y Vargas Llosa, funciona actualmente con luz de obra y pro el momento carece de Internet, porque aún no dispone del contador definitivo que permita a su vez la instalación telefónica.

Además de la ausencia de Internet, el instituto precisa de una rampa de acceso a las pistas deportivas del polideportivo municipal Leonardo Terol, que serán utilizadas por el centro en horario de mañana para los recreos y las clases de Educación Física. Además ayer faltaba por recrecer el muro de entrada al complejo y concluir la entrada principal. En uno de los laterales del terreno quedaba una zona acordonada con acopio de materia de obra.

Los padres de estos alumnos, que llevan años demandando un nuevo instituto, se concentraron ayer para mostrar su «indignación» porque consideran que estas prefabricadas no están en condiciones. Apuntaron que las aulas carecían de pizarra, no había sillas para los profesores y tampoco contaban con impresora en administración. «A ninguno de los padres nos gusta que nuestros hijos estén en barracones; queremos un instituto, pero no lo hay y ya que van a barracones, que estén en las mejores condiciones, y el menor tiempo posible», señala Nacho Goldanacena.

Los padres convocaron ayer una concentración a las puertas del centro y una marcha hacia el Ayuntamiento, aunque ésta finalmente se hizo de forma particular porque no contaban con autorización. En el Ayuntamiento mantuvieron una reunión con el primer teniente alcalde, Félix Romero, y con la directora general de Educación y Cultura, Carmen Díaz. Jorge Gil, portavoz del Ampa La Florida del CEIP Vargas Llosa, explicó al término de la reunión que han denunciado que «además de entrar en unas prefabricadas, que ya es algo indigno, las condiciones no son adecuadas». Añadió que los representantes municipales achacaron estas deficiencias a la «falta de planificación» de la Junta de Andalucía.

Por otra parte exigieron una reunión con la delegada provincial de Educación y que se les dé información puntual de cómo se desarrolla el proyecto del nuevo instituto de Las Chapas, que debería estar concluido en dos años.

Ayer en Marbella 6.371 estudiantes comenzaron cursos de Educación Secundaria Obligatoria en 20 centros docentes, y 1.826 en Bachillerato en 13 centros educativos. En Estepona lo hicieron 3.550 en ocho centros de la ESO y 820 iniciaron cursos de Bachillerato en seis centros.