Cifran en 80 toneladas las medusas recogidas este verano en las playas del litoral occidental

Recogida de medusas este verano. /SUR
Recogida de medusas este verano. / SUR

La comparativa con el año pasado apunta a que la cantidad se ha multiplicado por 80 en esta zona y sitúa a Marbella como el municipio más afectado

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Los barcos encargados de la limpieza de las playas en los municipios de la Costa occidental han trabajado un mes más que el año pasado. También se ha contado con una flota más amplia, pero aún así la comparativa de datos que maneja de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental sobre los residuos recuperados de las aguas este verano (entre el 1 de junio y el 15 de septiembre) con el ejercicio anterior abruman. Sólo en los correspondientes a materia orgánica, fundamentalmente medusas, la cifra se ha multiplicado por 80. Se ha pasado de la tonelada recogida el año pasado (1.200 kilos en concreto) a las 80,4 de este verano. Especialmente llamativo es el dato correspondiente a los plásticos, con 90 toneladas, frente a las 4 del pasado verano; o a las 99 toneladas de algas. Son los datos que maneja la Mancomunidad Occidental obtenidos de la empresa Ecolmare a la que este año se le dio la concesión del servicio de limpieza del litoral sufragado al cien por cien por la institución supramunicipal.

En este escenario ha sido Marbella el municipio que, a tenor de los datos que se manejan y a los que ha tenido acceso SUR, peor parado ha salido de esta invasión de medusas. De sus aguas se han llegado a recoger entre junio y septiembre 27.345 kilos, es decir, más de 27 toneladas, o lo que es lo mismo, el 34% del total. Le sigue en cantidad Estepona, de donde se han limpiado casi 18 toneladas; Fuengirola, con 8,7; Mijas, con 8 toneladas; Torremolinos y Benalmádena, con 5,6 toneladas, Manilva, con 4,9 y Casares, con 2,4 toneladas. En el balance destaca un dato, las hasta tres toneladas de medusas que regaron a recogerse en un solo día. Fue el domingo 17 de junio.

Bien entrado ya el mes de septiembre y hasta en estos primeros días de octubre en los que el tiempo ha seguido acompañando (menos ayer) para seguir disfrutando de un baño en las playas, la presencia de medusas ha sido activa, si bien en esta época del año, como apunta el biólogo del Aula del Mar, Jesús Bellido, «es normal la presencia de medusas, con los repuntes habituales en primavera y otoño, lo que no ha sido normal es la gran cantidad que hemos tenido en verano».

Acciones a nivel local

La presencia de medusas en todo el litoral malagueño (en la zona de la Axarquía se ha llegado a retirar 61 toneladas) ha lastrado el verano a los negocios de playa pero además ha trasladado la preocupación al sector turístico. En un interés común de abordar el asunto de la forma más amplia posible, la Universidad de Málaga, la Diputación, ayuntamientos y las Mancomunidades de Municipios de la Costa Occidental y Oriental se ha unido para impulsar posibles investigaciones relacionadas con la mejora del mar y trabajan ya en la creación de la Cátedra de Ciencias del Litoral Málaga Costa del Sol, un proyecto que desarrollarían profesores de la UMA en colaboración con las administraciones locales y que busca alcanzar la máxima calidad en las playas de Málaga y su sostenibilidad en el tiempo.

«Se ha encargado un diagnóstico y lo hacemos de forma coordinada con otras instituciones y ayuntamientos», apunta la presidenta de la Mancomunidad, Margarita del Cid. «Ponemos en manos de expertos el estudio y a partir de las conclusiones que se puedan obtener se diseñarán las acciones específicas para actuar en uno u otro sentido», señala, acciones para las que la presidenta ya quiere asignar fondos en los presupuestos de la Mancomunidad que están en elaboración.

Para el consejero delegado de Acosol, Manuel Cardeña, «lo importante es que se está trabajando de forma coordinada, si bien en la Mancomunidad se está estudiando de forma paralela con los técnicos y viendo la posibilidad de hacer un balizamiento que garantice una zona segura de baño».

En ese mismo sentido va una de las recomendaciones del biólogo del Aula del Mar Jesús Bellido, quien subraya que «más allá de los resultados de los estudios que se realicen (el Aula del Mar participará igualmente y de forma voluntaria en la Cátedra de Ciencias del Litoral) «los ayuntamientos tendrán que valorar algunas medidas concretas». En cualquier caso, apunta, lo importante es poder contar con una investigación profunda sobre las medusas para conocer los picos de presencia de estos animales así como su comportamiento. «Si se demuestra que lo que tenemos es síntoma de que algo va mal en los océanos, hay que diagnosticar y actuar, pero desde luego, y en ese caso, a una mayor escala que la local, regional e incluso nacional».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos