Los británicos encaran el 'Brexit' con más dudas que certezas

La cónsul británica Charmaine Arbouin durante el encuentro./Josele-Lanza -
La cónsul británica Charmaine Arbouin durante el encuentro. / Josele-Lanza -

IU y Brexpats organizan una sesión informativa en el Ayuntamiento de cara a la crucial votación de este próximo martes en el Parlamento británico

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El Parlamento británico decidirá este próximo martes si acepta el acuerdo planteado por el Gobierno de Theresa May y la Unión Europea; pero mientras tanto las dudas de la comunidad británica de la Costa del Sol al respecto no hacen sino crecer en un contexto que cambia prácticamente cada semana.

En el intento de arrojar algo de luz, Izquierda Unida -en colaboración con la organización Brexpats in Spain- organizó ayer una sesión informativa en el salón de plenos del Ayuntamiento de Marbella con la presencia de la cónsul británica en Andalucía, Charmaine Arbouin.

Aunque el medio centenar de asistentes quisieron que se arrojara algo de luz sobre la votación de este próximo martes, Arbouin fue clara. «No estoy aquí para elucubrar sobre el sentido del voto de los parlamentarios, sino para hacer ciertas recomendaciones de cara al futuro cercano, y siempre teniendo en cuenta de que algunos elementos pueden cambiar en función de lo que suceda en los próximos días», señaló.

En cuanto a lo tangible, la cónsul recomendó como elemento central la necesidad de que la comunidad británica pida la residencia «lo antes posible». A su juicio, los trámites en estos momentos son sencillos, pero a partir de diciembre de 2020, cuando se active de verdad el 'Brexit' tras el periodo de transición, será más complicado.

A pesar de ello, las preguntas sobre esta materia mostraron el sentimiento de duda que atosiga en estos últimos meses a los británicos. «¿En qué situación nos quedamos en la relación con Reino Unido si pedimos la residencia en España?», preguntaron varios de ellos. Sobre esto, Arbouin también fue clara. «Si uno reside en España tiene todos los derechos aquí como cualquier ciudadano», sostuvo. Ahora bien, los ciudadanos británicos podrán ir siempre que quieran a su país, pero por ejemplo no podrán hacer uso de la sanidad pública al no residir allí, matizó.

Aún así, la cónsul -al acabar el acto- comentaba entre corrillos que esa situación es la misma que sucede en estos momentos. La diferencia radica en que no todos los británicos que viven en España piden la residencia, porque el espacio Schengen permite lalibre circulación de personas por esta zona. «El problema es que cuando el 'Brexit' sea una realidad, cualquier ciudadanos británico que pase más de tres meses en España en el espacio de medio año estará de forma irregular», aseguró.

Derecho al voto

Otro de los elementos que salieron a colación durante el encuentro fue el derecho al voto de los británicos en los próximos comicios locales de mayo. Tal como explicaron, el acuerdo prevé que puedan participar en ellas y ser elegidos, pero dependerá de que se firme el planteamiento de May con la Unión Europea. «Aún así, España tiene casi firmado un acuerdo bilateral con Reino Unido para que no pierdan el derecho», sentenció.