El Ayuntamiento de Marbella destina 100.000 euros a la retirada de chicles y manchas de la solería

El concejal supervisa los trabajos en la puerta de la Comisaría /Charo Márquez
El concejal supervisa los trabajos en la puerta de la Comisaría / Charo Márquez

Ya se ha actuado sobre 110.000 metros cuadrados en los últimos 20 meses con un sistema de hidrolimpiadoras que recupera el suelo

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZMarbella

Como nuevo. El trabajo de limpieza y recuperación que está llevando a cabo la delegación municipal de Limpieza en algunos puntos de la ciudad está devolviendo a la solería de las aceras un estado muy cercano al de su colocación. Para ello el Ayuntamiento ha contratado a una empresa externa que con hidrolimpiadoras recupera el aspecto originario de la losa y que cuenta con un presupuesto de 100.000 euros. La concesionaria dispone de tres grupos de trabajo con un total de seis operarios y maquinaria con más de 300 bares de presión, elementos de los que carece la delegación municipal de Limpieza.

Por el momento, y tras 20 meses de actuación, esta intervención ha permitido recuperar 110.000 metros cuadrados de solería en todo el municipio, tras eliminar las principales manchas del suelo originadas por chicles, aceites, grafitis, orines, heces o cualquier otro tipo de sustancia que son complicadas de retirar mediante las labores de baldeo.

El concejal de Limpieza, Diego López, ha avanzado que los trabajos continuarán en los próximos meses, con el objetivo de «proporcionar más higiene y seguridad en nuestra ciudad» y ha añadido que las previsiones contemplan la recuperación de otros 20.000 metros cuadrados de pavimento para finales de año.

Para la eliminación de chicles se emplean hidrolimpiadoras y calderas para obtener agua caliente a presión, actuando individualmente sobre cada uno de estos elementos y usando productos especiales para facilitar el proceso.

En el caso de las manchas de suciedad y grasa, se utiliza agua a alta presión, con picos de temperatura de 120 grados, en combinación con productos químicos. En estos momentos los operarios están actuando a la altura de la Comisaría de la Policía Nacional, en la avenida Ricardo Soriano y en diversos puntos de San Pedro Alcántara.

López ha indicado que las aceras del entorno de la Comisaría presentaban gran cantidad de chicles, por ser una zona muy transitada y visitada. También se actuará en el acerado contrario donde la solería está muy sucia, sobre todo, por manchas de aceite.

Para las zonas afectadas por los orines de los animales, la empresa utiliza hidrolimpiadoras de baja presión y productos que eliminan la suciedad, higienizan y desodorizan. Tras estas labores de limpieza, el pavimento se protege con productos especiales que evitan que las manchas vuelvan a penetrar en la superficie recuperada. «Se trata de un proceso lento por la complejidad de muchas manchas y lo importante es que la empresa cubra la mayor cantidad de metros cuadrados», ha señalado el edil que ha hecho un llamamiento a la colaboración ciudadana para que las áreas en la que se actúan se mantengan en óptimas condiciones.

López ha aclarado que los productos químicos que se emplean en estas intervenciones son «respetuosos con el medio ambiente y no son abrasivos».