El Ayuntamiento de Marbella creará dos escuelas de hostelería conveniando con dos grupos hosteleros

Félix Romero y Cristobal Garre durante la rueda de prensa /Charo Márquez
Félix Romero y Cristobal Garre durante la rueda de prensa / Charo Márquez

El equipo de gobierno se plantea construir su propia escuela en un edificio municipal una vez que se compruebe el resultado de esta experiencia

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZMarbella

Las escuelas de hostelería son centros esenciales en los municipios turísticos como formadores de profesionales del sector que nutren a la principal economía de estas localidades. Tras el cierre del Hotel Escuela Bellamar, el Ayuntamiento de Marbella ha trabajado para tratar de paliar esta deficiencia y pretende crear dos escuelas municipales de hostelería conveniando con dos centros que ya ofrecen este tipo de formación: Dantonelas Formación y Restauración en San Pedro Alcántara y Dös de la cadena de restaurantes Da Bruno en la zona de Cabopino.

Estos dos grupos hosteleros disponen de instalaciones homologadas y ya ofertan algunos cursos. Por lo que el Ayuntamiento aportaría los cursos de formación en estos dos puntos estratégicos de la ciudad para que hagan la función de escuelas municipales.

El concejal de Empleo, Cristóbal Garre, ha avanzado hoy, tras la celebración de la Junta de Gobierno Local, que dependiendo de la respuesta del alumnado el equipo de gobierno se planteará la construcción de un edificio para albergar esa escuela municipal de hostelería como ya ocurre en Benahavís o Fuengirola.

Dantonelas ya ha ofertado cursos de formación en colaboración con el Ayuntamiento que han tenido un cien por cien de inserción laboral, muchos de ellos en este grupo hostelero.

Garre ha señalado que los hoteles y el sector hostelero de la ciudad demanda alta calidad en la formación que se ha ido cubriendo con cursos puntuales «pero no satisfacen las demandas de calidad que impone los negocios». En el caso de Dös, cuentan con las aulas homologadas pero aún no han comenzado con la formación.

Las dos empresas ya han mostrado su interés por acoger estas escuelas municipales no sólo para proveer de personal a sus propios grupos, sino para cualquier negocio de la zona. «Nuestra idea es unir la iniciativa privada con la pública y que se gestionen este tipo de posibilidades donde el gasto para el Ayuntamiento sea el mínimo».

Dantonelas ya oferta algunos cursos, pero desde el equipo de gobierno se pretende que se incorporen aquellos que cuentan con mayor demanda en la zona, por ejemplo de coctelería o sushi.