El Ayuntamiento de Marbella aprueba de forma definitiva los presupuestos de 2019, que rondan los 283 millones de euros

Pleno extraordinario que la Corporación municipal ha celebrado este jueves./SUR
Pleno extraordinario que la Corporación municipal ha celebrado este jueves. / SUR

Los partidos de la oposición, PSOE, IU y Costa del Sol Sí Puede han votado en contra

EPMarbella

El equipo de gobierno de Marbella ha aprobado de forma definitiva en un pleno extraordinario que la Corporación municipal ha celebrado este jueves los presupuestos de 2019, que rondan los 283 millones de euros, un 15 por ciento más que los de este ejercicio. Los partidos de la oposición, PSOE, IU y Costa del Sol Sí Puede han votado en contra.

Los presupuestos contemplan un incremento del 17 por ciento en políticas sociales y de empleo y una subida de más del 50 por ciento en el capítulo de inversiones, con más de 30 millones de euros destinados a obras, según el Ayuntamiento de la ciudad.

Las cuentas recogen además una partida de 4,7 millones de euros para el transporte público urbano, servicio que será gratuito para los empadronados, y una rebaja del tipo impositivo del Impuesto de Bienes Inmuebles, que se sitúa en el índice más bajo de los últimos diez años.

El concejal de Hacienda, Manuel Osorio, ha destacado que, tras la aprobación final, las cuentas entrarán en vigor el 1 de enero, con lo que el equipo de gobierno maximiza el tiempo para ejecutarlos.

Las cuentas, ha agregado el edil, han recibido 265 alegaciones, la mayoría de las cuales no se han admitido por no ajustarse a la ley o porque ya se contemplaban las demandas.

Para la alcaldesa, Ángeles Muñoz, las cuentas son «las más sociales e inversoras y dan respuesta a las necesidades de los ciudadanos». «Apuestan por la mejora de los servicios públicos, la innovación, el empleo y por dotar a Marbella de mayor dinamismo económico», ha subrayado.

La regidora ha destacado la obtención de 25 millones de euros procedentes de fondos comunitarios, 15 de los Edusi para proyectos de sostenibilidad en el municipio y 10 para planes de formación para desempleados de larga duración e integrantes de colectivos vulnerables.

El concejal socialista José Bernal ha señalado que los presupuestos «dan de espalda de nuevo a los barrios» y ha lamentado que el equipo de gobierno haya rechazado las alegaciones que ha presentado su formación y que, ha asegurado, estaban destinadas a mejorar la calidad de vida de los vecinos«.

«Muñoz tiene una doble moral ya que, por un lado, anuncia actuaciones y aprueba la creación de infraestructuras, pero luego no las pone en marcha», ha agregado.

El concejal de IU, Miguel Díaz, ha indicado que las cuentas municipales son «más insolidarias, más privatizadoras y más clientelares». «Tras rechazar todas las alegaciones presentadas por la oposición y aprobar dos autoenmiendas, el equipo de gobierno ha hecho unos presupuestos con los que rompe el tejido social y desmantela el servicio público», ha apuntado.

A juicio del concejal de Costa del Sol Sí Puede, José Carlos Núñez, los presupuestos son «electoralistas y presentan inversiones infladas sacadas del baúl de los recuerdos y las falsas promesas». «Hay una barbaridad de privatizaciones y subvenciones repartidas de forma arbitraria. Hemos perdido una gran oportunidad para dar una respuesta a las necesidades urgentes y vitales a los vecinos del municipio», ha lamentado.

Urbanismo

El pleno ha aprobado también, con el apoyo del gobierno local, el rechazo de PSOE e IU y la abstención de Costa del Sol Sí Puede, diferentes criterios interpretativos de la Normativa Urbanística del PGOU de 1986, espcialmente sobre la compatibilidad de usos en parcelas de equipamiento.

«Se establece que los usos sanitarios, deportivos e institucionales son compatibles en suelo calificados para uso educativo o cultural social. El objetivo es aclarar dudas interpretativas y unificar criterios sin hacer ninguna innovación», ha señalado la concejala de Ordenación del Territorio, María Francisca Caracuel.

La concejal socialista Isabel Pérez ha asegurado que el equipo de gobierno «no sabe por dónde va en materia de Urbanismo», al tiempo que ha indicado que «va apagando fuegos para vender humo y en el borde la ley».

«El equipo de Gobierno ha intentado sacar adelante los criterios interpretativos en las Juntas de Gobierno y o bien no han presentado la documentación con tiempo suficiente de estudio o la ha presentado sin informes», ha concluido.