El Ayuntamiento licita el servicio de socorrismo de las playas de Estepona por cuatro años

Servicio de baño asistido. :: ch. m./
Servicio de baño asistido. :: ch. m.

El operativo estará activo del 15 de junio al 15 de septiembre, incluye las dos piscinas municipales y tiene un presupuesto de 270.000 euros, sin IVA, el primer año

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Las playas de Estepona ya empiezan a llenarse de bañistas, la temporada alta está a la vuelta de la esquina y el Ayuntamiento acaba de sacar a licitación el servicio de vigilancia y socorrismo del litoral con vista a los próximos cinco años.

El plazo de duración del contrato será, inicialmente hasta el 31 de mayo de 2022. Pero podrá prorrogarse año a año hasta un máximo de cinco. Para la temporada de playa de 2019, la duración del servicio será de tres meses: del 15 de junio al 15 de septiembre, ambos inclusive. Para el segundo año de contrato y sucesivos, el servicio comenzará el 1 de junio y finalizará el 15 de septiembre, ambos inclusive.

La empresa concesionaria deberá cubrir la vigilancia de seis playas: La Rada, con 10 socorristas; El Cristo, con cuatro; El Padrón, El Saladillo, Arroyo Vaquero (desde calle Méjico a Arroyo Enmedio) y Casasola-Isdabe (desde chiringuito 'La Vela Azul' a Hotel Atalaya) con tres socorristas cada una. Además, el servicio contará con una ambulancia con un técnico de transporte sanitario, un socorrista terrestre y un enfermero, así como con una embarcación de rescate con patrón y un socorrista acuático.

La embarcación tendrá su base en la calle náutica ubicada en la playa de la Rada, desde donde realizará rondas de vigilancia periódicas a otras playas.

El servicio de socorrismo también incluirá la vigilancia de las dos piscinas municipales. De esta manera, la piscina de Santo Tomás de Aquino contará con dos socorristas y la de Cancelada con uno.

El servicio se prestará de forma continua en horario de 12.00 a 20.00 horas en las playas, mientras que en las piscinas municipales el horario será el siguiente: de lunes a viernes de 12.00 a 19.00 horas, y sábados, domingos y festivos, de 11.00 a 20.00 horas.

El precio de licitación del servicio para este año será de 270.000 euros sin IVA; mientras que para los años posteriores el precio se situará en 312.963 euros sin IVA.

La empresa concesionaria del servicio de vigilancia se encargará también de dotar a los módulos de playa de material sanitario como botiquines, desfibriladores, collarines cervicales y todos los utensilios necesarios para un puesto de estas características.

Este servicio comprende la vigilancia de las zonas de baño para atender cualquier incidencia que se produzca, (búsqueda, rescate, salvamento, evacuación de víctimas del medio acuático) además de informar al ciudadano ante posibles riesgos derivados del baño, asesorar sobre las respectivas precauciones y la colocación de las banderas indicativas del estado del mar. La empresa concesionaria estará obligada a entregar a la policía local cuantos objetos de valor se encuentre durante la prestación de los servicios.

Baño adaptado

Por otra parte la concesionaria pondrá al servicio de los usuarios sillas y muletas anfibias y otros elementos, de accesibilidad al baño para personas discapacitadas, que les facilitará el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento también exige al adjudicatario que preste el servicio de auxilio y salvamento con la dotación y disposición de una embarcación con su patrón y un socorrista acuático para dos actividades deportivas: la Travesía a Nado de Estepona y el Triatlón Villa de Estepona. Además tendrá que señalizar y advertir de la prohibición de baño en la escollera del puerto, en el espigón de abrigo de la playa del Cristo y en el espigón semisumergido de la playa de la Rada.

Por último, la responsable de Playas, Susana Aragón, comentó ayer que el Consistorio está trabajando actualmente en la puesta a punto del litoral esteponero de cara a la Semana Santa.