El Ayuntamiento de Marbella instala 15 módulos de socorrismo a lo largo del litoral

Manuel Cardeña acompañado por Jesús Eguía y Jesús Sánchez. /SUR
Manuel Cardeña acompañado por Jesús Eguía y Jesús Sánchez. / SUR

El gobierno municipal trabaja en un sistema para que los bañistas puedan comunicarse con los socorristas en las zonas sin vigilancia

CRISTINA MORILLA MARBELLA.

Acostumbrados a verles sentados bajo una pequeña sombrilla que aplaca las radiaciones solares en un caluroso día de verano, y sentados en una plataforma de madera, presidida por unas escaleras cuanto menos llamativas, se pasan el verano los socorristas encargados de preservar la seguridad de los bañistas del litoral marbellí. Sin embargo, parece que dicha estampa, que se ha convertido ya en tradición para los más asiduos, va a cambiar, ya que ahora dicho personal ocupará los 15 módulos de vigilancia que el Ayuntamiento está instalando en numerosas playas del municipio.

Se trata de una iniciativa que cuenta con una novedad: un sistema de megafonía a través del cual se emitirá información relacionada con los horarios de apertura, cierre, de prevención o del plan de autoprotección elaborado por Protección Civil. Así lo explicó ayer el responsable de coordinación del dispositivo de playas, Jesús Sánchez, añadiendo que «es un sistema vía radio, bidireccional, para que solo afecte a la playa y no al paseo marítimo o viviendas cercanas».

Este servicio no tendrá solo una función exterior, es decir para avisar de cualquier contingencia, sino también para una intercomunicación entre los diferentes puestos por si hay algún tipo de emergencia.

El sistema de megafonía permite la comunicación externa y entre los distintos módulos

El módulo, caracterizado por un color amarillo y blanco que sin duda llama la atención de los bañistas, puede abrirse por los cuatro costados además de proporcionar una sombra continua al socorrista que se encuentra en el puesto.

Según el concejal de Playas, Manuel Cardeña, que acudió al acto de presentación, la instalación de los módulos dará por concluida mañana 10 de agosto. Además, Cardeña afirmó que las sillas de madera en la que los socorristas han estado desempeñando su labor a lo largo de todos estos años no eran las apropiadas: «Antes había unas sillas de madera donde se ubicaban a los socorristas, que a nuestro modo de entender no cumplían muchos de los requisitos que los propios socorristas demandaban», destacó el concejal.

Los módulos presentan una altura media de unos 2,5 metros lo que permite que el personal tenga una visión más amplia. «Se intentó que no fueran muy altos por el tema de la prevención de riesgos de los propios socorristas pero que tengan una visibilidad por encima de la visión de las personas», aclaró Sánchez.

El Ayuntamiento se ha encargado de sufragar 10 de estos módulos y la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol los otros cinco. En cuanto a la financiación, aquellas que van a ser colocadas por la corporación se financian a partir del presupuesto de 1,8 millones de euros que el Ayuntamiento destinó a la concesión del mantenimiento de las playas.

Durante el acto de presentación, el concejal del ramo aprovechó para explicar que están trabajando en un sistema que consiste en establecer, en aquellos puntos donde no existen puestos de socorro, un receptor a través del cual las personas puedan comunicarse directamente con los puntos de salvamento si existe alguna emergencia, garantizando que «me comprometo en ponerlo en marcha lo más rápido posible».

Por su parte el coordinador de Protección Civil, Jesús Eguía, afirmó que «la instalación de estas unidades forma parte de un plan integral de renovación y nos permite avanzar en nuestro principal objetivo, que es la prevención, haciendo que la vigilancia sea más cómoda para el socorrista», añadiendo que «se trata de un salto cualitativo muy importante que se va a ver tanto en la funcionalidad, en la efectividad ,como en todo lo relativo a la playa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos