El Ayuntamiento inicia un plan de eficiencia energética en instalaciones deportivas

Partido de la selección española de baloncesto en La Lobilla. :: ch. márquez/
Partido de la selección española de baloncesto en La Lobilla. :: ch. márquez

Comenzará en La Lobilla con fondos FEDER y se extenderá al Francisco Muñoz Pérez, La Viña, El Carmen y Santo Tomás de Aquino

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El Ayuntamiento quiere mejorar y modernizar las instalaciones deportivas municipales y reducir las emisiones de CO2. Para ello ha puesto en marcha un plan de eficiencia energética que permitirá un ahorro económico y un mejor uso de los recursos energéticos para reducir los efectos sobre el medio ambiente. Los trabajos, que serán financiados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Unión Europea, darán comienzo en el pabellón deportivo de La Lobilla y continuarán en el estadio de fútbol Francisco Muñoz Pérez y en los polideportivos La Viña, El Carmen y Santo Tomás de Aquino.

El Consistorio ha sacado a licitación las obras para la rehabilitación integral energética del polideportivo La Lobilla. En este equipamiento público se va a proceder a la instalación de placas solares que sustituirán las resistencias eléctricas del acumulador actual, que provoca consumos innecesarios de electricidad.

Con la instalación de las placas solares se obtendrá el 60 por ciento de las necesidades de este equipamiento deportivo. El resto de la demanda de energía se cubrirá con una caldera de gas natural que se va instalar dentro de este plan de eficiencia.

Además, el actual sistema de iluminación con tecnología de lámparas incandescentes y de descarga se sustituirá por luces LED con potencia inferior pero iluminación equivalente. En el caso de la pista, se diseñará un sistema de luces más eficiente que cumpla las recomendaciones que ofrece el Consejo Superior de Deportes para que La Lobilla pueda continuar acogiendo la celebración de eventos y competiciones oficiales.

Los trabajos para el plan de eficiencia en el polideportivo La Lobilla, que tendrán un plazo de duración máximo de dos meses, cuentan con un presupuesto de 89.312 euros .

Asimismo, el Ayuntamiento calcula que las obras que se van a llevar a cabo en este equipamiento público posibilitarán que cada año se dejen de emitir más de 15 toneladas de CO2 a la atmósfera. A esto hay que añadir que el consumo de electricidad se reducirá en más de 40.000 vatios, lo que supondrá un ahorro anual de más 8.000 euros a las arcas municipales.

En fechas próximas, el Ayuntamiento anuncia que licitará las actuaciones para seguir implementando este plan en el resto de instalaciones deportivas municipales. La estimación de los técnicos es que una vez concluidas las actuaciones en todos los equipamientos públicos se dejarán de emitir cada año más de 60 toneladas de CO2 a la atmósfera, al tiempo que se conseguirá un ahorro anual de 30.000 euros en la factura eléctrica.

 

Fotos

Vídeos