El Ayuntamiento cifra en un millón de euros el arreglo de los caminos rurales

Acceso cortado por la crecida del río Castor. /Charo Márquez
Acceso cortado por la crecida del río Castor. / Charo Márquez

Decenas de vecinos de casas de campo siguen hoy sin acceso rodado a sus viviendas al destrozar los ríos los carriles de hormigón

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Estepona trata de volver a la normalidad pero su extrarradio sigue todavía retirando lodo y agua de las lluvias del domingo. El Ayuntamiento ha estimado en más de un millón de euros la reparación de los daños causados por el temporal en las zonas rurales del municipio. Tras concluir el informe de daños, los técnicos municipal establecen que un total de 25 caminos rurales (que suman en torno a 94 kilómetros de longitud) se han visto afectados en alguna medida por las intensas precipitaciones.

El Consistorio ha aclarado que se encuentra inmerso en un plan especial de actuaciones en estos caminos para su arreglo y reposición, «ya que para el equipo de gobierno se trata de una prioridad dentro de las obras públicas que se van a llevar a cabo», ha subrayado. El alcalde, José María García Urbano, ha pedido, desde sus redes sociales, «paciencia» a los afectados y ha insistido en que «conseguir la recuperación de todos los accesos va a llevar su tiempo y muchos recursos económicos».

Las fuentes municipales recuerdan que el mismo domingo quedó abierto un carril alternativo y provisional -por terrenos privados- que ejecutó el Consistorio con medios municipales para que los residentes de Forest Hill pudieran transitar ante la rotura del único carril de acceso a esta zona por la crecida del río Padrón. Y añadieron que el Ayuntamiento seguía ayer trabajando en el compactado de este terreno para afianzar el firme.

Los bomberos tienen que rescatar a una mujer de La Cala Alta a través de un terraplén

Técnicos municipales informan de 25 caminos afectados, unos 94 kilómetros

Sin embargo, propietarios de otras zonas rurales se quejan de que siguen incomunicados por carretera y que no han recibido asistencia municipal. Es el caso de los vecinos que lindan con el río Castor. Mencía Aragón denuncia que el carril de hormigón que daba acceso a esta zona, ha desaparecido y hay al menos 20 familias que no pueden acceder en coche. «Tenemos que ir campo a través hasta llegar al Camino Nicola. Aquí no ha venido nadie del Ayuntamiento, ni de la Junta, a preocuparse por nosotros. He tenido que ir yo al Ayuntamiento y no me han dado solución», se queja, al tiempo que demanda, al menos, que les faciliten cubas para poder depositar los restos y el barro que llevan días retirando.

Aragón también advierte de que el río Castor ha subido su cauce de forma considerable y se encuentra a nivel de lo que queda de carril. «Y sigue lloviendo y nos tememos que vuelva a inundarnos», alerta.

Otra zona que permanece aislada por carretera es la de Cala Alta en la cuesta de Los Mojones. Aquí el río se ha comido una parcela de 1.500 metros y con ella el acceso. Los bomberos tuvieron que rescatar el lunes a una anciana en camilla para que pudiera acudir al médico porque la única forma de acceder a su vivienda es a través de un talud de tierra.

Camino de Casares

En el camino de Los Pedregales, la segunda vía de mayor intensidad de tráfico que comunica con Casares, también continúan los trabajos de limpieza. Aquí se desbordaron el río Guadalobón y el arroyo de La Miel dejando entre dos corrientes a decenas de viviendas. El arroyo atoró el puente del camino de Cantarana. Los vecinos de este punto se quejan de que el Ayuntamiento construyó un puente con unas dimensiones de 1,80 por 2,50 metros para un cauce que tiene un ancho de siete metros. Al llegar a este punto el arroyo reventó el puente superior y con él, el camino superior. Una máquina del Ayuntamiento sí ha abierto aquí el paso.

Francisco Gil Vílchez aún retira el lodo que ha dejado el Guadalobón a su paso por el interior de su huerta, su nave y su casa. «Me fui asustado porque vi que me llevaba la riada», comenta con la escoba en mano.

También permanecen aislados vecinos de Lomas del Esparragal y varias viviendas del lado este del río Padrón.

Por otra parte, el Ayuntamiento ha anunciado su intención de acogerse a las subvenciones que ofrezcan las distintas administraciones públicas a los municipios que sufrieron con mayor virulencia la tromba de agua del pasado fin de semana.

Además el Consistorio ha habilitado en la delegación municipal de Participación Ciudadana un servicio de información sobre las ayudas articuladas por administraciones supramunicipales para afectados por las pasadas lluvias.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos