El artefacto hallado en Marbella era de fabricación casera para un ataque selectivo

El paquete, envuelto en bolsas, estaba en una papelera de la urbanización Alto de los Monteros. /Josele-Lanza -
El paquete, envuelto en bolsas, estaba en una papelera de la urbanización Alto de los Monteros. / Josele-Lanza -

La policía trata de averiguar quién está detrás de la bomba, que estaba preparada para explosionar, y cuál era su objetivo

JUAN CANO MálagaHÉCTOR BARBOTTA Marbella

La Policía Nacional mantiene abierta una investigación para averiguar quién está detrás del artefacto explosivo hallado el martes por la tarde en Marbella y cuál era su objetivo. Los agentes encargados del caso tratan de determinar si está relacionado con el terrorismo o, como sospechan, tendría más que ver con un ajuste de cuentas vinculado con el crimen organizado.

Las alarmas saltaron la tarde del martes en la calle Lavanda, situada en la urbanización marbellí Alto de los Monteros, una zona residencial y apartada de chalés de lujo, algunos de ellos aún en construcción, situada al norte del Hospital Costa del Sol.

Fue un operario de mantenimiento quien descubrió, por casualidad, el artefacto explosivo. Al parecer, cuando realizaba sus tareas, le llamó la atención un paquete que estaba dentro de una papelera. La sospechosa apariencia de aquel objeto le hizo llamar inmediatamente a la comisaría de Marbella, que envió varias dotaciones al lugar.

Los agentes comprobaron que el artefacto estaba envuelto en dos bolsas y tenía todos los visos de ser una bomba. Inmediatamente, alertaron a los Técnicos Especialistas en Desactivación de Explosivos (TEDAX) de la policía, que se desplazaron desde Málaga para verificar la alerta.

Se investiga si está relacionado con el crimen organizado, con un asunto de negocios o con un acto terrorista

Los expertos comprobaron que el artefacto tenía todos los sistemas de accionamiento de una bomba para detonarla a distancia. Según las fuentes consultadas, estaba preparada para explosionar, aunque no estaba operativa cuando actuaron los Tedax, que optaron por detonarla de forma controlada y con todas las medidas de seguridad.

Hecha en el extranjero

Aunque se está pendiente de un estudio pericial completo a partir de los restos de la bomba, la policía confirmó ayer que contenía explosivos. Otras fuentes consultadas por este periódico apuntaron que se trata de un artefacto de fabricación casera y que aparentemente, por sus componentes, vendría del extranjero.

Las primeras pesquisas, a partir de la tipología del artefacto y la explosión controlada del mismo, sugieren que no estaba pensado para un atentado masivo, sino para una «acción selectiva» contra alguien en concreto. El lugar y el modo en el que se encontró indicarían que tampoco era ese el escenario donde pretendían utilizarlo. Posiblemente, apuntan las mismas fuentes, lo dejaron allí para que alguien lo recogiera.

El objetivo del artefacto es, por el momento, un misterio que trata de desvelar la policía. Las principales sospechas se centraron inicialmente en una acción terrorista –a priori, parece que la menos plausible– o en un ajuste de cuentas relacionado con el crimen organizado, aunque la agencia Efe añadió ayer otra hipótesis: un asunto económico relacionado con algún negocio.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos