Ampollas en Ciudadanos y Vox

Las dos formaciones desautorizan a sus agrupaciones locales en la elaboración de las candidaturas

José María Esquerro (i) y Francisco Gómez Palma./J. L.
José María Esquerro (i) y Francisco Gómez Palma. / J. L.
Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

Un total de diez candidaturas competirán el próximo 26 de mayo en las elecciones municipales de Marbella. Pese a que se trata del mismo número que lo hizo en los comicios de hace cuatro años, cuando cinco de las listas obtuvieron representación, hay importantes novedades y una clara renovación de las opciones que se presentan ante el electorado.

Las más destacadas son la aparición de dos partidos de ámbito estatal, Ciudadanos y Vox, que acuden con serias posibilidades de conseguir representación en el Ayuntamiento ya que en los comicios autonómicos del pasado diciembre obtuvieron un respaldo significativo; un 21 por ciento el partido naranja y un 13 por ciento la formación de extrema derecha. Las dos formaciones presentan como candidatas a mujeres con escasa o nula experiencia política, María García Ruiz encabeza la lista de Ciudadanos y Rosa Calvente Gil, la de Vox.

Ambas intentarán disputar el espacio de la derecha y el centro derecha con Ángeles Muñoz, que presenta un bagaje de casi una década al frente de la Alcaldía de Marbella. Estas será la quinta ocasión consecutiva en que Muñoz se presente a unas elecciones como cabeza de lista por el Partido Popular de Marbella. Lo hizo por primera vez en 2003, en las últimas en la que el GIL, encabezado en aquella oportunidad por Julián Muñoz, consiguió hacerse con la victoria.

Desde entonces, Muñoz ganó en todas las convocatorias. Dos con mayoría absoluta (2007 y 2011) y una con mayoría simple (2015), lo que la apartó de la Alcaldía por un pacto de investidura a cuatro. Dos años después, en 2017, una moción de censura apoyada por OSP le devolvía el bastón de mando.

El PSOE presenta por tercera vez consecutiva a José Bernal, que tras no conseguirlo en 2011 si accedió a la Alcaldía cuatro años después gracias al pacto de investidura a cuatro con el que se mantuvo media legislatura hasta la moción de censura del verano de 2017. Bernal ha incorporado como principal novedad de su lista a la taekwondista olímpica Elena Benítez.

Opción Sampedreña (OSP), tercera fuerza política en las pasadas elecciones, acude con los mismos candidatos con los que lo hizo en las dos convocatorias anteriores. La principal novedad, sin embargo, es que lo hace con una experiencia de gobierno de cuatro años, los dos primeros en el tripartito de izquierdas, con PSOE e Izquierda Unida, y los dos últimos acompañando al Partido Popular. En ambos periodos ha tenido manos libres en la Tenencia de Alcaldía de San Pedro.

Sin confluencia

En la izquierda no ha habido consenso para la confluencia y Podemos e Izquierda Unida acuden de manera separada. La formación morada lo hace tras un proceso traumático que ha supuesto la división en dos de la agrupación y el alejamiento del equipo que ha trabajado durante los últimos cuatro años bajo la sigla de Costa del Sol Sí Puede. Por su parte, Izquierda Unida vuelve a presentar a su actual portavoz, Miguel Díaz, miembro en su día de la gestora y concejal desde 2011.

Otra de las novedades es la candidatura de Impulsa Ciudad, una lista independiente conformada por activistas de distintos ámbitos y nacida como una agrupación de electores. Está encabezada por el economista e impulsor de Marbella Activa Javier Lima.

La oferta electoral se completa con el Partido del Sur (PASUR), del abogado Dumet Grayeb, que viene participando históricamente en las elecciones desde 2007 y la formación Unión de Ciudadanos Independientes, del impulsor de la página 'Marbella se queja', Diego Escalona. En relación con las elecciones de 2015 desaparecen Costa del Sol Sí Puede, Partido Andalucista, Change Marbella, UPyD y Neodemócratas.