El alcalde de Casares niega en su declaración en el 'Caso Cantus' que haya daño ambiental

La oposición pide la dimisión de la concejala de Medio Ambiente por ser investigada y familiar directo del responsable de la planta de áridos

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El alcalde de Casares, José Carrasco y los exalcaldes del municipio Juan Sánchez y Antonia Morera están declarando estos días en calidad de investigados en el Juzgado Número 6 de Estepona por el denominado 'Caso Cantus'. Se les imputa un presunto delito de prevaricación por omisión al permitir las actividades de una planta de áridos presuntamente ilegal en el río Genal. También han sido acusados los tres últimos concejales de Medio Ambiente y los cuatro de Urbanismo, todos ellos de Izquierda Unida.

Carrasco aclaró ante el juez que Vegas del Barrancón no es una cantera, sino de una planta de acumulación de áridos. En segundo lugar, que no se ha detectado «ningún daño medio ambiental» y en tercer lugar, que la planta no se ubicaba en un paraje con protección medioambiental. El regidor ha añadido que el terreno objeto de la investigación, el Paraje del Río Genal, «no cuenta con protección ambiental, sino con la de suelo no urbanizable de protección de acuíferos y de regadío y, por tanto se trata, en todo caso, de una protección de calificación muy baja».

Carrasco ha recordado que esta cantera cuenta con un decreto de paralización desde 2007 y considera que «hacerlo público ahora solo obedece a una maniobra de la oposición ante la proximidad de las elecciones».

Y ha matizado que matizar que la actividad extractiva que se ha llevado a cabo, por parte de las comunidades de regantes o del propio Ayuntamiento de Casares para la obtención de grava para el arreglo de caminos públicos de la zona, «ha contado siempre con la autorización de Medio Ambiente».

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Casares, PP y PSOE, han pedido la dimisión de la actual concejala del Medio Ambiente, Noelia Rodríguez, «por su vinculación, tanto personal como política con el presunto funcionamiento ilegal, durante más de 10 años, de la planta de áridos». La oposición alega que la edil, «además de ser una de las investigadas, tiene relación familiar directa, en primer grado, con el responsable de la citada planta». PP y PSOE también han solicitado el cese del concejal y primer teniente de alcalde, Juan Luis Villalón, como responsable de la delegación de Urbanismo «por sus responsabilidades directas» en este caso.

El presidente y candidato del PP a la Alcaldía, Javier Quero, insiste en que la planta de áridos «ha operado durante todos estos años sin ningún tipo de licencia, ni autorización ambiental, pero siendo conocida su existencia por los responsables de IU, sin que por ello hayan actuado, ni hecho uso de su autoridad para haber paralizado una actividad, no solo ilegal, sino además que afecta gravemente al entorno medioambiental del municipio».

Para abordar en profundidad este caso, PP y PSOE solicitaron la celebración de un pleno extraordinario que tendrá lugar el próximo martes.

Temas

Casares