Del aforismo al poema, o al revés

Andrés Neuman, Laura Casielles y Lorenzo Oliván en 'Marpoética' ayer. /Daniel Dols
Andrés Neuman, Laura Casielles y Lorenzo Oliván en 'Marpoética' ayer. / Daniel Dols

El antepenúltimo encuentro de Marpoética reunió a los poetas Andrés Neuman y Lorenzo Oliván, que conversaron sobre las fronteras de la poesía

DANIEL DOLS MARBELLA.

«Caminante no hay camino, se hace camino al andar», para el Camino de Santiago; «hace falta un poco de sur para perder el norte», para el verano; o «lo más importante es la salud», para el constante perdedor de lotería. Son solo unas pocas de las muchas frases populares que pueblan las redes sociales. Pero también son dogmas que ayudan a entender, ordenar y sentir, en unas breves palabras, una experiencia concreta. Y también son, cómo no, una forma prima hermana de la expresión poética. Son los aforismos.

El antepenúltimo encuentro del festival de poesía 'Marpoética' escudriñó la frontera entre el aforismo y la poesía. Lo hicieron dos exploradores de nivel en este campo: los poetas Lorenzo Oliván (Castro Urdiales, 1968) y Andrés Neuman (Buenos Aires, 1977); en una conversación que moderó la poeta y periodista Laura Casielles (Polo de Siero, Asturias, 1986).

Neuman explicaba que, de cara al lector, «el aforismo finge una seguridad en su propia idea para recibir algún tipo de contestación radical. O bien decir «esto va a misa», o «discrepo. Enmiendo a la totalidad». No hay ningún otro género que provoque respuestas tan radicales a cada oración». Pero de cara al escritor, Oliván aseguraba que una de las claves, para él, es «cómo el aforismo desencadena una hipersensibilidad que te hace estar alerta con la carnalidad de las palabras que entran en el aforismo». A lo que sumaba esa tensión que tiene el aforismo, al igual que el verso, desde que empieza hasta que acaba, que es la que le acercó a la poesía: «Quería llegar a la poesía y tuve claro que los aforismos eran el género más cercano a ella». En cuanto a la hipersensibilidad, carnalidad y tensión, reconoce que en más de una ocasión le han llevado a tener que parar el coche en cualquier lugar y anotar lo que le estaba cruzando la cabeza «El aforismo tiene esa instantaneidad que, o lo coges en el momento, o se te va», confesaba entre risas.

LAS FRASESAndrés Neuman Poeta «El aforismo finge una seguridad en su propia idea para recibir algún tipo de contestación radical» Lorenzo Oliván Poeta «Hice como levantamiento de pesas con la mirada y empecé a escribir imágenes sueltas»

Oliván explicó que en sus inicios él era pintor, no poeta. Pintaba y pintaba hasta que un día cayó en sus manos un libro de un escritor alemán que decía que la poesía era una especie de «imagen plena de acaeceres». «Aquella frase me arrancó de raíz de mi práctica del dibujo y la pintura, y me convenció de que la poesía era una gran fiesta de las imágenes», contaba el castreño, que por aquel entonces descubría su profunda admiración por Juan Ramón Jiménez. Le deslumbró la visión y sensibilidad del poeta. Y lo tomó como ejemplo. «Yo quise hacer nervio óptico, como levantamiento de pesas con la mirada y empecé a escribir imágenes sueltas. Quería instalarme en esa capacidad para no dejar de sorprenderme en ningún momento». Algo que tanto Neuman como Oliván tienen muy presente: la importancia de la mirada, que es forma de ver, pensar y expresar el mundo.

Para Neuman, más allá del debate que pueda haber entre si el aforismo es, o no, un género propio, lo atractivo está «en la riqueza de esa frontera». El de Buenos Aires, que además de poesía ha escrito ensayos y novelas, reafirmaba que «no hay un género tan emocional como el aforismo y las reacciones que genera». Para él, hay una pregunta que va más allá cuando se habla de la influencia de las nuevas tecnologías en el modo de escribir, y es cómo la producción literaria ha influido en la creación de nuevas tecnologías: «Es decir, el pensamiento artístico posibilita el invento. El tuit, por ejemplo, no sería posible como objeto tecnológico si no hubieran existido previamente los aforismos, los poemas o la micro narrativa».

'Marpoética'

La conversación se enmarcó dentro del festival de poesía 'Marpoética', que en esta segunda edición ha reunido en el patio interior del Hospital Real de la Misericordia a algunos de los grandes nombres propios del panorama nacional, como Antonio Lucas, Joaquín Pérez Azaústre o Luis Alberto de Cuenca.

Hoy el festival se despide con su gran traca final: una conversación en la que participarán Felipe Benítez Reyes, Eloy Sánchez Rosillo y el recién nombrado nuevo director del Instituto Cervantes, Luis García Montero.

 

Fotos

Vídeos