Al abordaje del chivo malagueño

Un momento de la presentación, hoy, en el Hotel Puente Romano. /Josele-Lanza
Un momento de la presentación, hoy, en el Hotel Puente Romano. / Josele-Lanza

La Asociación Marbella Cocina convoca su cuarto concurso gastronómico dirigido a profesionales y jóvenes promesas

Nieves Castro
NIEVES CASTRO Marbella

El chivo lechal malagueño, uno de los productos estrella de la despensa local, será protagonista en el IV Concurso de Profesionales de Cocina, Escuelas de Cocina y Profesionales de Pastelería que organiza la Asociación Marbella Cocina que, con un centenar de asociados, realiza cada año el esfuerzo de convocar un certamen para la difusión del gremio y los productos con sello Sabor a Málaga.

El próximo viernes, 12 de abril, las cocinas del Hotel Puente Romano servirán de base de operaciones para un total de 24 concursantes, ocho para cada una de las tres categorías del certamen después de la criba realizada por la organización. Jóvenes alumnos de Escuelas de Cocina, profesionales de hoteles y restaurantes y por último, profesionales pasteleros competirán de forma segregada por el reconocimiento del jurado. Los cocineros tendrán que demostrar su maestría a la hora de guisar el chivo malagueño, mientras que los pasteleros se enfrentarán al reto de endulzar el paladar de los jueces con un postre cuyo ingrediente base derive de la cabra malagueña: leche, yogur, requesón... el abanico de posibilidades es amplio.

Los tres primeros clasificados en la categoría de profesionales accederán a premios en metálico de 750, 500 y 250 euros, respectivamente, mientras que el alumno de escuela de cocina mejor clasificado ganará un contrato por un tiempo limitado en las cocinas del hotel de lujo colaborador.

Precisamente, el chef ejecutivo de Puente Romano, Thomas Stork, puso en valor la labor de la asociación para alentar la formación del gremio y advirtió de la creciente tendencia de la industria a ofrecer productos precocinados, lo que le llevó a lamentar que «sean cada vez menos las cocinas donde se trabaje la materia prima desde el origen». Es el segundo año consecutivo que este hotel de cinco estrellas patrocina y acoge el certamen de la Asociación Marbella Cocina y ofrece una oportunidad laboral a una joven promesa de los fogones. El año pasado ya lo hizo con un estudiante de la Escuela de Hostelería de Benahavís. A este respecto, el director general de Puente Romano, Jorge Manzur, destacó que el hotel, como centro gastronómico que también es, tiene la «obligación» de apoyar una cita de estas características, donde prima la formación y el talento.

El concurso recibirá este año a profesionales de distintos puntos de la provincia de Málaga y en la categoría de centros formativos a concursantes de las escuelas hosteleras de Benahavís, la Rosaleda de Málaga, Sierra Blanca de Marbella, San Roque de Cádiz y Estepa de Sevilla.

Hotel Puente Romano ofrecerá un contrato al ganador en la categoría de Escuelas de Cocina

El presidente de la Asociación Marbella Cocina, Custodio Medina, subrayó que la maquinaria de la cita se pone un año más en marcha gracias al patrocinio del Ayuntamiento de Marbella, la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, la Diputación Provincial a través de su marca Sabor a Málaga y el Hotel Puente Romano.

En la presentación de esta cuarta edición, el concejal de Comercio del Ayuntamiento, José Eduardo Díaz, reivindicó la labor formativa de las escuelas de cocina. Y aprovechando esta plataforma, el edil marcó como uno de los objetivos más importantes de la institución municipal de cara a la próxima legislatura, la recuperación de la Escuela Bellamar para Marbella.

El jurado, que estará compuesto por chefs de reconocido prestigio de la provincia, miembros de la Asociación Internacional Euro Toques y presidido por la cabeza del colectivo, Elena Zumariaga, dará a conocer su fallo el mismo viernes por la noche, durante la cena de gala que se servirá como broche del certamen y que estará a cargo del chef ejecutivo de Puente Romano, hotel que en el último quinquenio ha hecho una fuerte apuesta por la gastronomía.

El presidente de Marbella Cocina afirmó que edición tras edición el certamen está alcanzado el nivel de excelencia que desea la asociación, hasta el punto que este año no sólo se cuenta con más participantes que en ejercicios anteriores, sino que además se han recibido ofertas para «exportarlo» a nivel nacional con apoyo de la presidenta de Euro Toques.

«Nuestro objetivo no varía: ayudar a los jóvenes cocineros para relanzar la cocina internacional que se elabora en la Costa del Sol», explicó el presidente, quien destacó que el concurso es una plataforma desde la cual los jóvenes talentos pueden darse a conocer, a la vez que sirve de espacio para que los profesionales «puedan dar rienda suelta a su imaginación y habilidad».