La Universidad de Salamanca desembarca en Estepona para enseñar español a extranjeros

Presentación de los cursos de la Universidad de Salamanca. :: L.P.
/
Presentación de los cursos de la Universidad de Salamanca. :: L.P.

L. PAVÓN

Estepona cuenta oficialmente desde ayer con el apoyo universitario de la Universidad de Salamanca. La vicerrectora de Internalización de este centro, María de los Ángeles Serrano, el director gerente de Cursos Internacionales, José Miguel Sánchez, y la profesora de la academia Unicentro donde se impartirán estos cursos, Mila Posado, presentaron ayer junto al alcalde, José María García Urbano, el proyecto educativo que certificará de manera oficial los estudios de Lengua Española a extranjeros del municipio y alrededores.

Según explicó Serrano, la academia que dirige Posado recibirá cursos certificados por la Universidad de Salamanca que permitirán la obtención de títulos homologados como el Diploma de Español como Lengua Extranjera (DELE), o el Bulats, necesarios para obtener la nacionalidad española.

La vicerrectora apuntó que esta era la tercera ciudad española en la que la Escuela de Lengua Española de la Universidad de Salamanca (Eleusal) se instalaba después de hacerlo en Barcelona y Mallorca, y la séptima en todo el mundo. Además tienen en el horizonte su expansión a Riad, Turín y Manchester, con una perspectiva de expandirse a medio plazo por Polonia, India y Estados Unidos.

«Salamanca aportará su sello, su saber y su material. Somos la Universidad que más estudiantes recibe de todos los lugares del mundo», explicó la dirigente del centro, quien destacó las nuevas tecnologías como método para acceder a los recursos que ofrecían a la academia esteponera.

Posado, quien lleva como profesora de español para extranjeros en Estepona desde el año 2000, afirmó que el salto que tenía pensado dar con su academia coincidía con el de la Universidad de Salamanca. «Llevo 16 años de enseñanza de lenguas aquí, tanto a residentes como a visitantes, en donde también explico como es la cultura y la comunidad», apuntó la profesora que mostró su «ilusión por continuar y hacer lo que me gusta».