El Consistorio de Marbella, obligado a renunciar a la ayuda para los barcos de limpieza

Votación de uno de los puntos del orden del día.
Votación de uno de los puntos del orden del día. / Josele-Lanza -
  • La vigencia de la subvención de los fondos europeos caducó el 31 de diciembre sin que el procedimiento para la adquisición hubiera concluido

El Ayuntamiento de Marbella ha tenido finalmente que renunciar a la subvención de 262.000 euros recibida a mitad del pasado año y que se había destinado a la adquisición de dos embarcaciones para la limpieza de playas. Las razones las dio a conocer ayer el edil de Medio Ambiente y Playas, Miguel Díaz, tras ser consultado por el caso por el PPen el turno de ruegos y preguntas del pleno. «La explicación es clara y no tenemos por qué ocultarla: no hemos llegado a tiempo», indicó el edil.

El departamento municipal se puso a trabajar una vez que el nuevo equipo de gobierno tomó posesión, «tras ser informado» de la existencia de esas ayudas procedentes del Grupo de Desarrollo Pesquero de la provincia de Málaga, fondos europeos, explicaba el concejal. Según Díaz, al disponer de poco margen de tiempo para echar a andar un procedimiento de contratación público, «se nos dio una prórroga de tiempo». Con lo que no se contaba es con la irrevocable caducidad de la vigencia de las ayudas a 31 de diciembre de 2015, lo que ha obligado al Consistorio a renunciar a las mismas ante la imposibilidad de justificarlas al no haberse cerrado la compra de los dos barcos previstos.

«Los técnicos redactaron los pliegos en un tiempo récord, se abrió el procedimiento público, se han llegado a presentar hasta tres ofertas, pero ha sido mientras se estudiaban las mismas cuando hemos tenido que dar por perdidos los fondos», lamentó el concejal de Playas.

El Ayuntamiento busca ahora otras fórmulas para asegurar que el municipio pueda contar con embarcaciones de limpieza del litoral durante el próximo verano. El primer paso será la «puesta a punto» de un barco del que dispone el área municipal. Adherirse al servicio de la Mancomunidad e incluso compartir servicio con otras localidades vecinas son otras opciones que a partir de ahora serán estudiadas, anunció Miguel Díaz.