Expertos desaconsejan las campañas sobre la seguridad jurídica del urbanismo en Marbella

Asistentes a la jornada celebrada ayer en el Palacio de Congresos de Marbella./
Asistentes a la jornada celebrada ayer en el Palacio de Congresos de Marbella.

Advierten de que pueden resultar «perjudiciales» en estos momentos e instan a esperar a tener una solución transitoria hacia el nuevo PGOU

MÓNICA PÉREZMarbella

«Hasta que no sepamos qué vamos a hacer es complicado hablar de una seguridad en el urbanismo de Marbella, que la habrá, y esperemos que todos seamos capaces de que sea en el menor plazo posible porque en esto nos jugamos mucho. Pero vender eso en estos momentos no me parece muy lícito». Es el argumento defendido por Elena Narváez, presidenta de la Asociación de Usuarios del Mercado Inmobiliario que ayer participaba en Marbella como ponente en una jornada del Foro Marbella Viva, organizada por la Cátedra de Viabilidad Empresarial de la UMA y centrada en el análisis del sector inmobiliario en la zona.

Hay que transmitir legalidad y transparencia y seguridad porque eso es un activo que hay que potenciar para acabar con la época de la crisis y la imagen de los peores años de Marbella, defendieron cada uno de los participantes, pero no es éste el momento, justo cuando se acaba de empezar a trabajar en la búsqueda de soluciones tras anular el Tribunal Supremo el PGOU de 2010, de hacer alardes en este sentido. Así lo considera la experta tras ser consultada por las campañas de promoción anunciadas por las administraciones. «Creo que no es el momento de defender ese mensaje. Ahora lo que debemos decir al inversor es: invierta, intente comprar, pero hágalo con todas las garantías y con un asesoramiento adecuado», explicó Narváez.

Modificaciones puntuales

En esa vía de rapidez hacia la vuelta a la seguridad jurídica del urbanismo en Marbella que los profesionales del sector inmobiliario requieren a las administraciones, el respaldo mayoritario se dirigió en el encuentro de ayer -que abrieron el presidente de CIT Marbella, Juan José González; el presidente de la Cátedra de Viabilidad Empresarial, Daniel Pastor; y el director académico, Julio Diéguez-, hacia la opción de apostar por modificaciones puntuales del plan de 1986 en su adaptación parcial a la ley de ordenación urbana de Andalucía. Algunos de los arquitectos presentes en la jornada llegaron a hablar del «maremágnun jurídico» actual tras la anulación del PGOU de 2010.

El encuentro permitió además obtener una radiografía de la situación del sector inmobiliario en la zona, esbozado por el director de la Cátedra Inmobiliaria del IPE, José Antonio Pérez, quien abogó por impulsar de forma general el Plan Estratégico de la ciudad.

El nuevo escenario político que salga de la urnas a partir del 20 de diciembre próximo, indicaron algunos de los participantes, tendrá mucho que decir en futuro del planeamiento urbanístico de la Costa del Sol.

Y otra de las propuestas lanzadas por los ponentes: «construir un marco jurídico de vanguardia que nos haga competir con otros países con una marco mucho más ágil y comprensible para el inversor extranjero».