La temporada de playa cierra en Casares sin ondear ningún día la bandera roja

L. PAVÓN

El fin de la temporada de playas en Casares, que comprende los meses de julio y agosto, se cerró este año sin la necesidad de ondear la bandera roja ningún día durante el verano. Así se puso de manifiesto en el balance presentado por el servicio de Socorrismo y Salvamento contratado por el Ayuntamiento de Casares, y en donde también destacan el gran número de incidencias por picadura de medusas.

Estos invertebrados protagonizaron 693 de los casi mil partes contabilizados durante el verano, y es que la bandera blanca avisando a los bañistas de la aparición de medusas ondeó 44 días, de los 65 que estuvo activo el servicio.

Resto de incidencias

El resto de actuaciones que el servicio de Socorrismo tuvo que realizar fueron diez rescates acuáticos, seis búsquedas de niños extraviados, 41 extracciones de púas de erizos, 39 por contusiones y golpes, diez por picaduras de insectos y pez araña, once por reacciones alérgicas y nueve por golpes de calor. En total, fueron siete las ocasiones en que fue necesario el traslado de los accidentados a centros de salud.

La concejala de Playas, Noelia Rodríguez, destacó la labor del servicio, que contó con nueve socorristas, un patrón de embarcaciones, un técnico en emergencia sanitaria, un enfermero y un coordinador, con los recursos materiales necesarios: dos embarcaciones, ambulancia, quad de transporte y rescate, además de otros medios de rescate y reanimación.