Fallece la niña que quedó atrapada por el pelo en un jacuzzi en Estepona

El suceso ocurrió en la urbanización Bahía de la Plata./
El suceso ocurrió en la urbanización Bahía de la Plata.

La menor, que pasaba unos días de vacaciones con su familia en la Costa del Sol, murió el lunes en el hospital de Noruega al que había sido trasladada días antes

JUAN CANOMálaga

La niña de 12 años que quedó atrapada por el pelo en un jacuzzi en Estepona ha muerto en el hospital de Noruega al que fue trasladada por expreso deseo de su familia, que es natural del país escandinavo. La menor estaba pasando unos días de vacaciones en la Costa del Sol.

Las autoridades noruegas han confirmado a la policía española encargada de la investigación la muerte de la niña, que se produjo el pasado lunes, dos días después de su traslado desde el Hospital Materno Infantil, donde ingresó en estado muy grave tras estar a punto de morir ahogada en el jacuzzi.

El suceso ocurrió poco después de las dos de la tarde del miércoles de la semana pasada. La niña fue encontrada flotando boca abajo en un jacuzzi de la urbanización Bahía de la Plata. Al llegar, los efectivos del servicio de emergencias sanitarias 061 observaron que la menor presentaba signos de ahogamiento y no tenía pulso. El socorrista de la urbanización le estaba haciendo maniobras de resucitación cardiorrespiratoria.

Los sanitarios desplazados al lugar permanecieron durante bastante tiempo practicándole ejercicios de reanimación hasta que consiguieron devolverle el pulso. Pese a ello, su estado era muy grave. El 061 la llevó el Hospital Costa del Sol, y tras examinarla, decidieron trasladarla al Materno Infantil de Málaga para que recibiera cuidados más especializados. Dada la gravedad de su situación, el trayecto se realizó en helicóptero.

El Cuerpo Nacional de Policía se ha hecho cargo de la investigación del suceso. Las pesquisas policiales apuntan a que la menor quedó atrapada al enredarse su pelo en el sumidero del jacuzzi. Un amigo con el que se había estado bañando salió del agua y al volver, unos minutos después, se la encontró flotando y sin signos de consciencia. La madre también estaba en casa y, según explicaron fuentes cercanas al caso, presentaba un alto nivel de nerviosismo tras encontrarse dicha escena. Tuvo que ser atendida por los policías y por los servicios sanitarios desplazados al lugar de los hechos.

 

Fotos

Vídeos