La Policía Local aumenta su equipamiento con 30 nuevos chalecos antibalas

Las prendas protectoras, que se suman a las diez existentes, estarán disponibles para los agentes que patrullen las calles

LEANDRO PAVÓN

Las patrullas de la Policía Local de Estepona serán más seguras en unos meses. Los agentes de este Cuerpo de Seguridad recibirán hasta 30 chalecos antibalas, que se suman a los diez que actualmente poseen, y que aumentarán el bienestar de los guardias que tengan que pasar su turno de trabajo en la calle. Así lo anunció la concejala de Fomento, Infraestructura y Turismo, Ana Velasco, quien afirmó que han iniciado los trámites para dotar a la plantilla de estas nuevas prendas protectoras.

El uso de estos chalecos se priorizará en los diferentes controles de vigilancia que realizan los agentes, en los eventos multitudinarios, y en los dispositivos especiales. «La Policía Local, que trabaja de forma coordinada con Policía Nacional y Guardia Civil, se enfrenta cada vez a más retos en materia de seguridad, por lo que debemos hacer todos los esfuerzos posibles para que los agentes dispongan de medios suficientes en sus labores», aseguró la edil.

La adquisición de este nuevo material también se producirá para cumplir con la reciente normativa que obliga a incluir en todos los vehículos con distintivos policiales tantos chalecos antibalas como ocupantes tenga el vehículo.

Seguridad y turismo

Velasco relacionó el aumento de la seguridad con el potencial turístico. «La seguridad es uno de los indicadores que más valoran los turistas a la hora de elegir un destino vacacional», aseguró la edil, que anunció que próximamente se seguirá dotando de más medios a los agentes.

La adquisición de los chalecos antibalas es la segunda gran dotación de equipo que se destinó a la Policía Local en el último año. El pasado verano, se obtuvieron 110 equipos de transmisiones digitales, con los que dejaban atrás las interferencias que sufrían con los anteriores aparatos, y que permiten que todos los vehículos estén localizados en cualquier momento. Además, se adquirieron cuatro motocicletas para que los agentes de la Policía Local puedan circular con mayor rapidez por las calles remodeladas del casco urbano «que son estrechas o de difícil acceso.

«Con estos equipos dimos el salto de lo analógico a lo digital, lo que nos permite reducir los tiempos de intervención y saber qué patrulla es la que está más próxima al lugar del incidente registrado, por lo que los agentes son aún más eficaces a la hora de atender a los vecinos que precisan ayuda», afirmó Velasco.