Los alcaldes, manos a la obra con vistas a 2015

Los alcaldes, manos a la obra con vistas a 2015

A diez meses de las elecciones municipales, los ayuntamientos relanzan sus inversiones para impulsar mejoras en los barrios y acelerar grandes proyectos

FRANCISCO JIMÉNEZ

Al ritmo que llevan, a los alcaldes no les va a quedar otra que coger el pico y la pala para acabar las obras que tienen previstas para los próximos meses. Después de tres años marcados por la escasez de inversiones y la ausencia de grandes proyectos, los ayuntamientos de la provincia vuelven a ponerse manos a la obra liberando millones de euros para su ejecución. ¿Un síntoma de que la ansiada recuperación económica empieza a vislumbrarse? Podría ser, pero en este caso concreto, nada más lejos de la realidad. Detrás de este renacido espíritu inversor hay una fecha marcada en el calendario: mayo de 2015. O lo que es lo mismo, elecciones municipales. Como la sequía, el 'boom' de obras municipales también es cuestión de ciclos, aunque sus periodos son menos prolongados ya que se repiten cada cuatro años. Ahora, a diez meses de los comicios, llega el momento de acometer los planes de asfaltado, el arreglo de calles y la creación de zonas verdes que estaban pendientes,...; es decir, esa política de barrio que tan buenos resultados suele dar entre los ciudadanos.

Pero en la carrera hacia las urnas también hay una larga lista de proyectos emblemáticos con los que los alcaldes -en solitario o con la colaboración de otras administraciones- quieren dejar huella y que, casualidades o no, la mayoría estarán listos para la próxima primavera. Y si no, sí que al menos quedarán encarrilados. Desde los museos Pompidou y Ruso o la apertura del parque del Benítez en la capital hasta el bulevar de San Pedro Alcántara, pasando por la segunda fase del parque fluvial de Fuengirola, la remodelación del centro histórico de Mijas, la creación de un jardín botánico y el gran bulevar en Estepona, el parque periurbano de Rincón de la Victoria, los jardines del Cerro de los Remedios en Vélez o la reforma del acceso a Coín.

Al margen de que hasta cierto punto se puedan sentir utilizados por los políticos, los vecinos prefieren quedarse con lo positivo. Al fin y al cabo, se trata de mejoras en los barrios y obras que generan puestos de trabajo. «Cada vez que se acercan unas elecciones se pone en marcha la maquinaria para hacer todo lo que se tenía que haber hecho antes. Evidentemente, son medidas electorales, aunque no deja de ser buena noticia que se realicen proyectos de mejora para la ciudad y contribuyan a reactivar la economía», afirma Francisco Cantos, presidente de la federación de asociaciones vecinales Solidaridad, que aglutina a cerca de un centenar de colectivos de la provincia.

Reactivación económica

Las empresas constructoras tampoco ocultan su satisfacción por este repunte de la inversión pública que ya se ha notado en el primer semestre del año y que esperan se intensifique en el segundo. «A nosotros nos viene fenomenal este incremento de la licitación pública, independientemente de que se deba a que los políticos quieren dejar constancia de su labor antes de que arranque la campaña electoral. Por nosotros, ojalá hubiera elecciones todos los años», sentencia de esta forma tan gráfica la secretaria general de la Asociación de Constructores y Promotores, Violeta Aragón. No le faltan motivos. Según la estadística que maneja la patronal, en lo que va de año las administraciones públicas han sacado a concurso obras en la provincia por un montante global de 129,3 millones de euros.

Entre los de mayor cuantía, los 4,2 millones que destinará el Ayuntamiento de Málaga a la adaptación del edificio cultural del Cubo del puerto para que en la próxima primavera pueda abrir sus puertas la única sede del Centro Pompidou situada fuera de Francia. Por esas mismas fechas también se prevé que se produzca el desembarco en Tabacalera de la sucursal del Museo Estatal Ruso de San Petersburgo, la otra gran apuesta cultural de Francisco de la Torre en su carrera hacia la reelección. No tan encarrilada está la apertura al público del futuro Parque del Campamento Benítez. Aunque en los planes del alcalde de Málaga se contemplaba que estas 28 hectáreas de terreno recuperadas para la ciudad pudieran ser disfrutadas por los malagueños este otoño, los trámites urbanísticos están demorando los trabajos contemplados para hacerlo visitable (creación de accesos, habilitación de aparcamientos, instalación de mobiliario urbano, reforestación). Pese a todo, en la Casona del Parque confían en que pueda estar antes de que acabe la legislatura, como también esperan dejar resuelto el futuro de la manzana de los antiguos cines Astoria y Victoria. Coincidiendo con los últimos coletazos del mandato finalizarán las obras de peatonalización del entorno sur de la Catedral. La actuación, cofinanciada con la Junta, se anunció hace más de cinco años, pero se acaba de adjudicar ahora por 2,79 millones y un plazo de ejecución de siete meses. Los trabajos para eliminar el hedor en la desembocadura del Guadalmedina, la remodelación de varias calles más del Centro Histórico, la conversión del deteriorado mercado de la Merced en un centro gastronómico y sendos planes de asfaltado y conservación de pavimentos que suman 4,5 millones completan la cartera de Francisco de la Torre para lo que queda de mandato.

En el resto de la provincia, el caso más llamativo es el del Ayuntamiento de Vélez. De una tacada, el equipo de gobierno que encabeza Francisco Delgado Bonilla se ha sacado de la chistera para la recta final de la legislatura un plan de inversiones de cerca de 14 millones de euros, que se suman a otros 8,5 en obras que ya están en marcha como el jardín botánico del Cerro de los Remedios, la apuesta más fuerte con un presupuesto de 2,7 millones. En ese paquete de actuaciones hay prácticamente de todo: un vivero de empresas, la reforma del antiguo mercado municipal, la culminación del nudo de la A-7 a la altura de Caleta de Vélez, el Museo de la Ciudad en el hospital San Juan de Dios, la rehabilitación del teatro Lope de Vega o la conversión de la antigua estación de autobuses en un mercado.

Sin abandonar la Axarquía, tanto Torrox como Nerja proyectan obras de mejora en calles céntricas, mientras que el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria tiene previsto licitar antes de que acabe el verano la creación de un gran parque periurbano en Torre de Benagalbón, uno de los proyectos estrella con los que Francisco Salado se presentó a los comicios de 2011 sin que aún haya visto la luz.

Saltando al litoral occidental, la gran obra de la Costa del Sol está prevista para después del verano en Estepona. Bajo el nombre del Gran Bulevar, el Ayuntamiento aspira a transformar el Centro de la mano de la iniciativa privada dotando a la localidad de una importante área de expansión comercial, turística y de ocio en la que se contemplan salas de cine y un hotel de lujo, entre otras instalaciones. La inversión global rondará los 30 millones. De las arcas municipales sí que saldrán los 2,3 millones para el Pulmón Verde, un parque botánico que ocupará los terrenos de una antiguo cooperativa agrícola y entre cuyos atractivos figura un edificio de cristal que albergará el orquidario más grande de Europa.

Generación de empleo

Obras que se traducirán en puestos de trabajo, como los 400 empleos temporales que generará en Benalmádena el Plan Especial de Mejora en Barriadas, dotado con 3,5 millones de fondos propios para renovar mobiliario urbano, aceras y asfalto a lo largo y ancho del municipio. Con la colaboración de la Diputación, también se va a destinar un millón de euros para convertir el salón de actos de la Casa de la Cultura de Arroyo de la Miel en un teatro con aforo para 415 personas, un proyecto que no esta exento de polémica a nivel político, y también ciudadano con la recogida de cuatro mil firmas para reclamar que ese dinero se dedique a otras necesidades más urgentes.

El ente supramunicipal también está presente en dos de las actuaciones más emblemáticas de Torremolinos: la rehabilitación de la Casa de los Navajas (una joya arquitectónica enclavada en el Bajondillo) y la ampliación y mejora de la Villa Deportiva. En Mijas, el proyecto de mayor calado contempla la remodelación de las principales calles del casco antiguo y del entorno de la céntrica plaza Virgen de la Peña con un presupuesto de 4,8 millones de euros, cofinanciados a través del Plan Qualifica para la recuperación de zonas turísticas. Además, también se van a invertir 1,4 millones en mejoras viarias y otro millón de euros para canalizar las aguas residuales de las barriadas más antiguas. En la vecina Fuengirola, hace unos días empezaban los trabajos de la segunda fase del Parque Fluvial. Valorados en 1,18 millones, vendrán a culminar la transformación del tramo final del río Fuengirola en una gran zona de ocio con pistas deportivas, embarcaciones de recreo y áreas de esparcimiento. Además, en septiembre se pondrá en marcha un plan de empleo para obras menores dotado con 600.000 euros.

En Ronda, el principal proyecto de la legislatura será la construcción de una biblioteca comarcal, sin olvidar la adaptación del Centro de Interpretación del Mueble Rondeño -sin uso desde que se construyó en 2006- como sede de la escuela de hostelería. En el Valle del Guadalhorce, destacan la conversión de la entrada a Coín por la carretera de Cártama en un bulevar, la remodelación de la céntrica laza de la Legión de Alhaurín el Grande o la ampliación del parque Santo Cristo de Cártama.