«Tengo un contrato indefinido y mi idea es quedarme mucho tiempo»

Laura en la puerta del centro hospitalario en el que trabaja. /
Laura en la puerta del centro hospitalario en el que trabaja.

Laura Blanco Molina. Trabaja en un hospital de Wakefield. Se graduó en enfermería a los 23 años en agosto pasado. Ejerce como auxiliar en la planta de demencia senil del Pinderfields Hospital. De momento no tiene intención de volver

AGUSTÍN PELÁEZ

Le costó decirise una vez graduada. Sin embargo, hacía tiempo que le atraía la idea de irse a trabajar a Inglaterra. Conocía la gran demanda de enfermeros que hay en este país y eso jugó a su favor. Por ello, tras graduarse en agosto - hizo Grado de Enfermería en Osuna, centro adscrito a la Universidad de Sevilla-,empezó a contactar con las agencias especializadas en buscar trabajo para profesionales de la sanidad en el Reino Unido.

Quién es

Datos: Laura Blanco Molina. 23 años. Reside en Wakefield.
Estudios: Grado de Enfermería en Osuna. Universidad de Sevilla, Graduada este año.
Idiomas: Inglés.
¿Qué está haciendo? Trabaja como auxiliar en el Pinderfields Hospital.
Aspiraciones: Seguir en Inglaterra, aunque no descarta cambiar de servicio.
Wakefield (Inglaterra)
Población y extensión: La ciudad pertenece al condado de West Yorkshire. Tiene más de 80.000 habitantes y es el centro administrativo. Zona minera por excelencia que entró en depresión por el cierre de las minas a finales de la década de 1970.

«Si no hubiera dado el paso me habría quedado con esa espinita para siempre. Además, seguir estudiando un máster o prepararme el EIR -siglas de Enfermero Interno Residente- no me convencían. La opción de quedarme esperando a que me llamaran para trabajar era arriesgarme a estar más tiempo en espera que trabajando», señala.

Según asegura, no le resultó fácil elegir, entre otras razones porque había multitud de ofertas. Tenía claro que no quería irse con gente conocida. Tampoco quería hacerlo al Sur de Inglaterra. «Una amiga que está en Guildford, cerca de Londres, me habló de Leeds. Sin pensármelo, me puse en contacto con la agencia española para hacer la entrevista. Me propusieron Wakefield y como no quise darle muchas vueltas accedí. Vivo con otras cuatro españolas de distintos lugares que fueron seleccionadas por la misma agencia», relata.

De momento no tiene un sueldo fijo ni cobra como enfermera porque aún no le ha llegado el pin de Registered Nurse, que es algo así como el títuilo acreditativo. «Mi sueldo es de Health Care Assitant (de auxiliar). Además, varía dependiendo de si trabajo fines de semana, festivos o noches. Puede oscilar entre 21.692 y 28.180 libras al año. Llevo poco más de un mes aquí, y mi primer sueldo ha sido de 943 libras, pero hay que contar con que el primer mes de vivienda nos la paga el hospital, que son 360 libras, y que nos tienen que ingresar también el dinero del vuelo para venir aquí, así como devolvernos la diferencia con el sueldo de enfermera cuando obtengamos el pin», explica Laura.

Trabaja en el Pinderfields Hospital, en la planta de demencia senil. El centro hospitalario está en en Wakefield, una ciudad de unos 80.000 habitantes situada en el en el condado de West Yorkshire.

Aunque está asentándose en estos momentos, tiene muy claro que, ahora mismo, su pensamiento es quedarse mucho tiempo. «Quizá no donde estoy ahora mismo, pero sí en Inglaterra. En mi planta el trabajo es bastante duro y hay mucha falta de todo tipo de personal, lo que lo hace aún más complicado. Profesionalmente, el servicio en el que estoy no ofrece demasiadas oportunidades. Sin embargo, a nivel social y personal sí que enriquece mucho», afirma.

De Wakefield le llama la atención que la mayoria de los bares ofrecen música en vivo y lo que más le está costando es que a las tres y media de la tarde ya es prácticamente de noche. «Se hacen los días muy largos», señala.

Aunque su nivel de inglés es bueno, valora que la gente en el hospital, por lo general, sea comprensiva y amable.

«Están muy acostumbrados a recibir muchos profesionales españoles, por lo que entienden perfectamente nuestra situación y tenemos todo el apoyo por su parte», declara.

Como persona y profesional de la enfermería se alegra de haber dado el paso de salir fuera, por que entiende que es algo que hace madurar. Por ello, no duda en animar a cualquiera que tenga la oportunidad a hacerlo también.

 

Fotos

Vídeos