«Cuando estás en paro, el gobierno te paga el IBI y la renta o la hipoteca»

Víctor Arcas Lara, operador de Amazon en Dunfermline (Escocia). Acuciado por las dificultades económicas, decidió hace cinco años hacer las maletas junto a su mujer y embarcar hacia Londres, aunque la suerte les acabó situando en Escocia

Víctor Arcas, ante el mastodóntico puente de esta zona portuaria./
Víctor Arcas, ante el mastodóntico puente de esta zona portuaria.
ANTONIO J. GUERRERO

Víctor Arcas Lara llevaba un año y medio sin trabajo en España, por lo que en 2010 decidió salir de su tierra junto a su mujer. Empezaron su aventura en Londres, «donde la hermana de mi mujer nos dejaba quedarnos en su casa hasta que encontráramos trabajo y nos ayudaría a empezar».

Quién es

Datos: Víctor Arcas Lara, Antequera, 30 años. Vive en Rosyth, Escocia.
Estudios: Graduado en Educación Secundaria Obligatoria.
Idiomas: Inglés.
¿Qué está haciendo? En 2010 se fue de España junto a su mujer, durante los últimos cinco meses trabaja en un centro de almacenamiento de Amazon en Dunfermline.
Aficiones: Deportes de motor y carpintería.

Tuvieron suerte a los pocos días: «Estuvimos una semana saliendo a las 8 de la mañana con una mochila llena de currículos y un mapa con una ruta previamente estudiada y no volvíamos a casa hasta las 11 de la noche, una semana después ambos teníamos trabajo y empezamos a trabajar».

No tenían dinero, sus suegros le mandaban lo que podían, ya que «nos fuimos con 300 euros que nos había sobrado de nuestra boda». Lo que empezó bien, se complicó: «Dos años después, tuvimos varias dificultades en Londres, nos quedamos sin trabajo y sin casa, todo el mismo día, y con un niño de poco más de un año».

Su mujer volvió a España para que al pequeño no le faltara nada: «Yo me quedé buscando trabajo y casa, y en mes y medio después, estábamos todos juntos otra vez en Escocia con trabajo y casa».

Tras la experiencia en Londres, Escocia les ha dado una nueva oportunidad: «Desde que llegamos a Escocia hemos pasado por todo, momentos fáciles y difíciles porque ha sido un nuevo empezar. Estuvimos viviendo los tres en un piso de una habitación hasta que el gobierno nos ofreció una vivienda social que es donde estamos ahora mismo».

Rosyth (Escocia)

Dónde está: A 4.8 kms. al sur de Dunfermline.
Población: 12.850 habitantes.
Importancia: Alberga la base de The Royal Naval Dockyard Rosyth con cinco kilómetros construidos. Nació como una ciudad jardín para los trabajadores en 1909.

Con respecto a su juventud en España y su vida laboral en Escocia: «Aquí puedes compaginar el trabajo con tu vida privada, todos los días son laborables, las tiendas cierran a las 17.00 horas (incluidos los bancos), todos los negocios abren siete días a la semana, hay supermercados que abren hasta 24 horas al día».

En cuanto a la jornada laboral: «Tú puedes decidir los días y horas que quieres trabajar. En educación, aquí no existen los libros de texto en primaria si no que los profesores les dan a los niños fichas y les mandan muy pocas tareas para hacer en casa ya que aquí se cree que los niños aprenden jugando».

Le llama la atención que toda la educación sea gratuita: «Desde la más baja a las más alta, incluyendo las universidades, son gratuitas. El colegio te da uniforme y material escolar. El gobierno te paga los gastos por ir a trabajar, si tus ingresos son pequeños. Incluso te dan una ayuda semanal para que a tus hijos no les falte de nada por cada hijo nacido aquí».

Los desempleados tienen ayuda indefinida, incluso les pagan las hipotecas: «Así es si presentas pruebas de que estás buscando trabajo y no rechazas ningún trabajo cuando vas a una entrevista. Cuando estás en paro, el gobierno te paga el IBI y la renta o la hipoteca, así como te da dinero por cada adulto que tengas a tu cargo».

De Escocia le gusta la gente, la forma de vida, las facilidades que le dan, por lo que salvo su familia, no añora para nada a España. Se muestra orgulloso y contento de su trabajo: «En el almacén de www.amazon.co.uk en Dunfermline, Fife. Ahora mismo estoy haciendo cualquier cosa, desde reponer estanterías, a recoger los pedidos de los clientes, envolverlos, resolver las devoluciones».

Trabaja en el almacén más grande de Amazon en Europa: «Tiene el tamaño de 6 campos de fútbol y cuando se está recogiendo pedidos puedes andar diariamente unos 27 kilómetros». Vive con su mujer y sus dos hijos: Hugo que nació en Londres y Fabio en Kirkcaldy.

Al tener una nueva oportunidad, de momento no se plantea volver a España: «Ahora mismo no, yo tengo mi sueldo aquí, mi mujer está trabajando en un mercadillo vendiendo comida española, Hugo está en su cole y queremos que nuestros hijos aprendan y hablen los dos idiomas con fluidez».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos