Juan Ramón Fuster: «Estados Unidos es el país de las oportunidades si eres americano»

Sandra y Juan Ramón Fuster con el famoso puente de San Francisco al fondo./
Sandra y Juan Ramón Fuster con el famoso puente de San Francisco al fondo.

Cambió Torre del Mar por San José (California) en 2013 porque donde trabajaba llevaba varios meses sin cobrar. Su proyecto ahora es mudarse a Estocolmo con su novia Sandra para labrase un futuro.

AGUSTÍN PELÁEZ

Juan Ramón Fuster vive desde hace un año y dos meses en San José (California), con su novia Sandra y sus dos perros. Abandonó su pueblo natal, Torre del Mar, a pesar de estar trabajando como cocinero. «Era el jefe de cocina de un conocido establecimiento veraniego, pero después de varios meses sin cobrar decidí emigrar y de paso vivir una experiencia nueva», recuerda. La elección de San José no fue al azar. De hecho, eligió esta ciudad, una de las más importantes de la bahía de San Francisco, donde se encuentra también Silicon Valley, porque tenía una oferta de trabajo para llevar la cocina de un restaurante español en Saratoga. «Era un restaurante de unos españoles, pero resultó lo contrario de los que me habían ofrecido. Me engañaron a mi y a otros españoles», señala.

No sin dificultad, Juan ha logrado colocarse en la cocina del Marriot Hotel, situado en el centro de San José y considerado uno de los hoteles mas importantes de la ciudad. En este establecimiento se hospedan los equipos de la liga de fútbol americano (NFL), de baloncesto universitario y artistas como Julieta Venegas, Snoop Dog o Enrique Iglesias, entre otros.

«Trabajo con un contrato. Son 40 horas semanales con un descanso de 30 minutos diarios dentro de las 8 horas por jornada. Me pagan las horas extras y pago mis impuestos como todo el mundo, aunque en vez de ser un ciudadano normal soy un numero referencia (pin). Digamos que eres ilegal dentro de la legalidad», comenta.

Según Juan, que es el cuarto de cinco hermanos, los cuales viven todos en Málaga, si la empresa en la que trabajas es grande se respetan las leyes, «pero si es pequeña algunos detalles se olvidan. Hasta llegar al Marriot el camino ha sido duro», relata. Tras dejar el restaurante español el 3 de marzo de 2014 estuvo echando curriculum por muchos sitios y trabajando en una empresa de catering de la zona.

Gastos de residencia

Su sueldo en el hotel es de 14.27 dólares la hora, sin retención de impuestos , que es el 25% del sueldo. «Gracias a que estamos mi novia y yo podemos hacer frente al alquiler de la casa, porque aquí en Silicon Valley es una locura. Es súper caro. Pagamos por un estudio de unos 30 metros cuadrados 1.600 dólares mes sin contar gastos de luz, teléfono, comida e internet», afirma. La novia de Juan, Sandra, viajó a California con Visa de estudios para perfeccionar su inglés y trabaja como server ( camarera) en un club privado de golf de gente elitista y millonarios. Fran Sinatra fue uno de sus miembros.

Para Juan, aquello de que Estados Unidos es un país lleno de oportunidades es un cuento de película. «Es el país de las oportunidades si eres americano, pero a la gente de fuera se le cierran mucho las puertas», señala. No obstante, asegura que la única experiencia mala que ha vivido «fue por parte de los españoles que me trajeron. Ya son 14 las personas que han venido engañadas».

Para este joven cocinero torreño, sobrevivir en América no es fácil. «Comprar ropa aquí es más barato que comer y la comida tiene de química una barbaridad. Puse una manzana en la nevera de casa que cogí del hotel y lleva nueve meses como el primer día».

A pesar de estar contento, Juan tiene previsto mudarse a Estocolmo (Suecia). Su novia va hacer un máster allí en la universidad. «Tengo varias ofertas de trabajo sobre la mesa, aunque lo complicado es encontrar casa. Me voy de cocinero y quiero fraguarme un futuro en este país. Regresaré a Torre del Mar de vacaciones», dice.

 

Fotos

Vídeos